Ciudad, Información General

Marcha hotelera para evitar desaparición del sector: reclamo a Nación, Provincia y Municipalidad

Esta convocada para mañana a las 12.00 solicitando la emergencia turística, Ley de desastre turístico provincial y emergencia nacional para llegar a la temporada.

La crisis producida por el COVID 19 y el consecuente aislamiento preventivo es la más grave que haya sufrido la hotelería y la gastronomía en la historia del sector, que lleva ya más de 130 días sin facturación, registrando una recesión tres veces superior al promedio de la economía del país.

Exponen el siguiente cuadro de situación y fundamentos:

  • La recesión en la hotelería y gastronomía es tres veces peor que la del promedio de la economía nacional.
  • Se proyecta una destrucción de puestos de trabajo registrados durante 2020 de entre el 8 al 18%.
  • Facturación 0 desde marzo, con caja negativa, ya que se tuvo que devolver los importes de reservas realizadas para los fines de semana largos y Semana Santa.
  • Caída de la actividad económica en junio en el sector alojamiento del 99%, estimándose valores similares para julio.
  • La región más afectada del país es la provincia de Buenos Aires.

Para reabrir necesitamos créditos blandos para capital de trabajo, condonaciones y exenciones de impuestos por un año, IVA sectorial inmobiliario que contemple el destino del inmueble. Necesitamos existir para abrir. Con ayuda nos recuperaremos rápidamente.

Todo acompañamiento del estado es imprescindible para mantener las empresas y las fuentes de trabajo hasta que el sector retome la actividad normal. El sector turismo claramente será el último en abrir, la recuperación de las empresas será gradual  aún con  ayudas que nunca  serán suficientes.

La Asociación Empresaria Hotelera  Gastronómica de Mar del Plata  representa  empresas  pymes y familiares, hoy en estado  de emergencia y desesperación después de cerrar por más de 130 días, sabiendo que la hotelería no podrá abrir sus puertas hasta que no haya libre circulación entre destinos.

Se han  perdido los fines de semana largos más importantes del año, no han podido afrontar el pago a proveedores, han enfrentado el reintegro de señas y devoluciones por reservas de servicios para acontecimientos programados, lo que representa un fuerte impacto a nivel económico.

El  turismo es  un importante impulsor de ocupación laboral,   hoy está atravesando su peor momento. La temporada fue satisfactoria con altas expectativas para Semana Santa y fines de semana largos que se vieron frustradas por el cierre total  del sector.

Preocupa profundamente  que  no se  pueda sobrevivir a  estas restricciones  para  una apertura que aún no tiene fecha cierta.

Definitivamente el sector necesita paliativos fiscales para llegar a la reapertura y posteriormente a la temporada. La paralización de las actividades y los altos gastos fijos agravados por la necesidad de sostener estructuras edilicias de envergadura configuran una verdadera  situación de emergencia.

Una Mar del Plata que genera trabajo en la hotelería  y gastronomía a miles de familias necesita de la nación, la provincia  y el municipio, para que en esta oportunidad se dé  respuesta  a reclamos que no son nuevos, que tengan una mirada que permita  sobrevivir  esta etapa y  ser más competitivos  para  retomar las actividades. 

 La presión fiscal y la competencia desleal han frenado la reinversión, la rentabilidad y la competitividad. A pesar de los  meses de cierre, el sector tuvo que enfrentar todos sus compromisos.

 

Un comentario

  1. Dejen de hacer marchas que ni respetan el distanciamiento