Salud

Mar del Plata como centro gerontológico: de esa franja etaria sólo fue vacunado el 5%

Tal como ya se afirmara desde este espacio, en General Pueyrredón, los 33 Centros de Atención Primaria de la Salud municipales no fueron tenidos en cuenta, lo que incrementa las sospechas del uso político que se le pretende dar a la vacunación de la población

blank

Tanto el IOMA como el PAMI, prácticamente monopolizan la campaña de vacunación en el distrito. El “puenteo” al gobierno local de Guillermo Montenegro, de Juntos Por el Cambio, es evidente.

 Aunque hay que remarcar que el manejo de la pandemia por parte de su administración ha sido muy deficiente, cerrando acertadamente la ciudad en un comienzo pero luego negando hasta la exasperación la circulación comunitaria del virus cuando era más que evidente.

Siguiendo con Mar del Plata, según un informe del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA, difundido en diciembre de 2017, el 25,8% de sus habitantes tiene más de 60 años, un 3,3% más que en el resto del país. Y de ese porcentaje, el 43,7% pertenece a un estrato socioeconómico bajo o muy bajo.

Pese a ello, de los 56.393 vacunados al 4 de abril, dicha franja etaria no supera el 5%. Según la convención establecida por Naciones Unidas, la ciudad es “un polo gerontológico”.

Sin embargo, la provincia de Bs As analiza una nueva cuarentena. Si se hubieran hecho bien las cosas, este posible escenario se podría evitar. Por ejemplo, de acuerdo a lo que ya reveló este medio, entre el 1 y el 21 de feb hubo 3.998 personas vacunadas en Mar del Plata con la Sputnik, de los cuales 3.171 tenían menos de 60.

A su vez, desde el 12 de marzo de 2020, se hicieron solo 97.098 testeos, una cifra irrisoria en relación a su población actual, estimada en 800.000 personas. Y siendo el distrito, con un total acumulado de 47.554 contagios, la segunda localidad de la provincia en reportar más casos positivos, por detrás de La Matanza. El citado Dr. Alasino agrega: “Necesitamos saber con urgencia qué cepas circulan por la ciudad, tener una lectura del genoma, algo que aún no sabemos”.   

blank

En este contexto, el SISA tampoco se muestra demasiado confiable. En la Sala de Situación del Ministerio de Salud bonaerense, que absorbe en tiempo real los contagios del Sistema Nacional, los reportes ofrecieron entre el martes 30 de marzo y el sábado 3 de abril, un total de 840 nuevas personas contagiadas en Mar del Plata, cuando los partes municipales, basados en el SISA, dieron cuenta en el mismo período de 717 contagios.

 Aún no se explica muy bien la discordancia en las cifras. “A esta altura de los acontecimientos, a nadie le conviene que los números se disparen”, afirma el Dr. Blanco.

Pero en cualquier caso, la ciudad registró entre en los 5 días que corrieron entre lunes 29 y el viernes 2 de abril, la misma cantidad de contagios que reportó en los 7 días anteriores, por lo que se estima que en 1 semana los casos se habrán incrementado en un 50%. Un escenario complicado desde todo punto de vista.

Pero el Gobierno Nacional ha perdido toda autoridad moral para disponer cierres estrictos. “Si aumentan los casos, hay que ir hacia algún tipo de restricción, tal vez mayor control en la nocturnidad, pero ya no hacia un aislamiento”, afirma el Dr. De La Colina.

En el segundo trimestre de 2020, la desocupación en la ciudad trepó al 26%, lo que generó un alto impacto. Pero extrañamente, en los últimos tres meses del año, bajó al 11%. Un misterio inexplicable. Aún así, la pobreza en Mar del Plata fue igual a la del país: 42%.

Con estos datos, más la fuerte suba de contagios, la escasa vacunación y la pérdida de credibilidad por parte del Gobierno de Alberto Fernández, la Argentina enfrenta horas demasiado cruciales.

Pablo Portaluppi

pabloportalupi01@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*