Ciudad, Información General

Mar Chiquita: Suspenden la prohibición de fuegos artificiales

blank

La justicia anuló la ordenanza que prohibía la pirotecnia en Mar Chiquita. Ya se había fallado de la misma forma en sentencias previas en distintos puntos del país

La Justicia ordenó suspender la ordenanza que prohibía la pirotecnia en el municipio bonaerense de Mar Chiquita, dando la razón a la demanda judicial iniciada por la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (CAEFA)

Según CAEFA, “el fallo constituye un alivio para las 60.000 personas que trabajan gracias a los fuegos artificiales y sus familias, especialmente en momentos en que tantos puestos de trabajo y empresas se destruyen o desaparecen a causa del Covid-19, para los millones de argentinos y argentinas que disfrutan de los fuegos artificiales y es un golpe para la actividad clandestina que crece donde hay prohibiciones”.

La medida judicial ordenó “la suspensión de la vigencia del art. 1° de la Ordenanza n° 061/19 del Municipio de Mar Chiquita (art. 22 inc. 1° del CCA)”,  precisamente el que prohibía la actividad, destacando que la ordenanza “pretende inmiscuirse en un contexto normativo que está integrado por otros instrumentos que también regulan la actividad bajo análisis, en tanto se trata del ejercicio del comercio y de una industria lícita -conforme la ley 20.429 y el Decreto PEN 302/83-”.

La sentencia detalla que “existen numerosos fallos en los que ordenanzas similares han sido desacreditadas por la Justicia” y remarca “no puedo desconocer el pronunciamiento que ha dictado la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires mediante el cual ha declarado la inconstitucionalidad de la ordenanza 220/15 de la Municipalidad de General Alvarado”.

Además resalta que “en la medida que la norma bajo examen agravia derechos de la índole de los aquí comprometidos, se contravienen las normas constitucionales que los consagran” y que  “con la suspensión de la vigencia de la ordenanza no se advierte que se vea comprometido el interés público.”

La decisión de prohibir la comercialización y la utilización de fue firmada en diciembre del año pasado por el presidente Alberto Fernández a través del Decreto 96/2019, en el cual se detalla que “existen diversos estudios científicos que permiten comprobar que el uso de artículos y artificios de pirotecnia, de estruendo o sonoros afecta la calidad auditiva de la población, en particular, de los sectores más vulnerables de la sociedad entre los que se encuentran los niños y las niñas y los ancianos y las ancianas, así como también a la fauna y al ambiente en general”.

INFOCIELO

Los comentarios están cerrados.