Política

Manes finalizó su campaña en Pergamino y San Nicolás junto a Stolbizer: “Estoy seguro que no van a volver más”

blank

Facundo Manes, la novedad de la política nacional para estas elecciones, cerró ayer la campaña de su espacio “Dar el Paso” en Pergamino, con un acto a la vieja usanza: en una esquina céntrica sobre un improvisado atril.

Con relación a los comicios del domingo se mostró “optimista” porque “veo miles de caras como las de ustedes, gente de bien, honesta, trabajadora, que está convencida como yo que si nos unimos con un propósito común, podemos cambiar el rumbo del país”.

En su discurso, que por momentos fue en tono elevado al punto de casi quedarse sin voz, Manes resaltó que “en el Conurbano bonaerense este efecto es mágico porque le estamos ganando la calle al populismo. En el interior del país, en miles de lugares he visto cómo la sociedad quiere un cambio de rumbo. Se viene un mundo nuevo y en ese mundo un país nuevo y no vamos a poder enfrentarlo con las mismas prácticas, las mismas fórmulas de siempre ni con los mismos de siempre”.

Luego enfatizó que “todo ha decaído en la Argentina” y recordó su infancia en esta zona. “Cuando crecía en Salto yo veía a Pergamino como la gran metrópolis, era la Perla del Norte. Recuerdo que venía a bailar a Specktra (pero de esa etapa no les voy a contar nada -añadió entre risas-), también venía a comprar vaqueros, pero qué les voy a contar a ustedes lo difícil que es vivir en esta Argentina. Mi vida siempre fue cuesta arriba. Cuando estaba en Salto era travieso, me gustaban los deportes y nadie creía que iba a ser médico. Una vez que fui médico quería estudiar en Estados Unidos e Inglaterra y me decían que iba a ser imposible porque no sabía el idioma inglés. Pero igual fui y estuve muchos años estudiando e investigando. Luego volví a la Argentina, en 2001, y me decían que estaba loco por quedarme en un país quebrado, confuso, caótico. Y acá estamos, porque acá está enterrado mi viejo y de acá son mis hijos; esta es nuestra patria y no vamos a renunciar a la Argentina”.

“La patria –añadió Manes- es allí donde partir es imposible, donde permanecer es necesario, donde cualquier umbral es la morada, donde se quiere arar y dar un hijo. Nosotros tenemos el desafío más grande de la Historia Argentina, porque tenemos un país pobre y sin rumbo, que había que reconstruir antes de la pandemia. Pero tenemos que soñar en grande, recuperar la autoestima y el orgullo de ser argentino y encarar juntos la modernidad. Se robaron la Argentina, la saquearon y muchos de los que me atacan dicen que no tengo experiencia, y saben qué: no quiero la experiencia de haber llevado este país a la decadencia; no quiero la experiencia de haber saqueado a la Argentina; no quiero la experiencia de haber generado que todos los chicos sin importar la clase social se quieran ir del país; no quiero la experiencia de que la inflación nos coma el salario todos los meses. Por el contrario, queremos hacer una nueva experiencia, la de la gente de bien, honesta que se una en contra de los que nunca quieren que cambie nada, porque cuando nosotros enfermamos o empobrecemos, a muchos les va bien, y son los mismos que invierten por millones en campañas para desprestigiarnos, pero no nos van a parar, porque esto que se ha generado en solo dos meses en la provincia de Buenos Aires no tiene techo, ni fecha de vencimiento y es una ola que se va a llevar a todos los corruptos de la Argentina”.

En otro tramo de su discurso Manes se refirió a la economía. “El problema económico argentino es la falta de credibilidad, la falta de confianza; no creemos nosotros en este país ni desde afuera nos creen, y eso es por esta dirigencia decadente que nos ha gobernado en las últimas décadas. El peronismo ha gobernado 30 años de los últimos 34 en el país y hay lugares del Conurbano bonaerense que parecen de la pos Guerra Civil. El kirchnerismo habrá gobernado 16 de los últimos 20 años y cada vez estamos peor, por eso somos la opción para ganarle al kirchnerismo en noviembre de este año y en 2023. Y no es suficiente con ganarles, porque después hay que trasformar a la Argentina, ya que en 2015 se les ganó y volvieron, pero estoy seguro que ahora no van a volver más”.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*