Portada

Malas noticias: Macri y Vidal postergan retiros en Chapadmalal

blank

El presidente de la Nación Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, desistieron con diferencia de horas de sus proyectados retiros, que por separado iban a celebrar con sus más estrechos colaboradores, en la residencia de Chapadmalal. Se adujeron temas de agenda y de tratamiento de proyectos de leyes, que se debaten por estas horas tanto en la Nación como en la Provincia.

En realidad, con un sistema de última tecnología de comunicaciones, que permiten un contacto en tiempo real y permanente con diputados y senadores oficialistas, la cercanía de sus despachos es una condición que no adquiere demasiada relevancia. Desde Olivos, la Casa Rosada o El Abrojo, en el caso de Macri, o para Vidal,  desde la cómoda residencia de la gobernación en La Plata o como alternativa desde la Base Aérea de Morón, donde reside por razones de seguridad desde sus asunción, no son distancias que muevan el amperímetro, como para justificar el desistimiento.

Macri y Vidal, políticamente han decidido apostar muy fuerte a Mar del Plata. Asistir a una ciudad que pide auxilio a gritos, con claros signos de agotamiento en la gobernabilidad y una gestión que se caracteriza por sus penurias. Ese acápite del trabajo en equipo, como mensaje de campaña, no ha superado la elevada contingencia que requiere Mar del Plata.

Las heridas que nunca cicatrizarán, en relación a lo ocurrido con el ARA San Juan, tienen a toda la ciudad guardando un silencioso luto, donde las presunciones sobre el destino de sus 44 ocupantes, han comenzado a dar lugar a la resignación, al duelo que acompaña la sociedad marplatense.

Una cuestión de oportunidad, es aconsejable e indudable. La superación de un shock que acompañó la comunidad internacional, se vive en el día a día. Que la Base Naval de Mar del Plata sea vecina a Chapadmalal, no es un dato insignificante. La presencia de Macri en ese lugar, supo del profundo dolor vivido, que únicamente se siente ahí, con los familiares de los submarinistas cara a cara, como el último 20 de noviembre.

Los conflictos con la recolección de residuos, nos remite a desinteligencias de funcionarios que ejercen el poder en La Plata. Tuvieron a la ciudad inundada con lluvia, granizo y turistas el último fin de semana largo. Durante 5 días no hubo servicio y aún no está normalizada la situación ni mucho menos. ¿A alguien se le ocurre que los ministros de Economía y  de Seguridad, Hernán Lacunza y Cristian Ritondo, respectivamente,  no pueden superar problemas como 1.000 litros de combustible o 500 horas POLAD? Si así fuera, es inadmisible.

Problemas con la temporada teatral, con los organizadores del futbol de verano, con los guardavidas en temporada alta, con apagones eléctricos e informativos sobre lo que sucede realmente, terminan de llenar el vaso de malas noticias.

Ante semejante cúmulo de malas noticias, el riesgo que se instalen todos esos problemas con mayor poder mediático, que coincidan con la presencia del presidente de la Nación y la gobernadora de la Provincia, invitan a una reflexión con una inevitable segunda lectura, también muy lamentable por cierto.

Mar del Plata no ofrece las mínimas garantías necesarias para ser buenosanfitriones, de las dos figuras políticas más importantes del país. Ya se han vivido episodios desagradables, actos de protestas con vándalos que no desaprovecharían su gran oportunidad de molestar a los gobernantes. CAMBIEMOS ratificó que tiene el 50 % de los votos y cómoda mayoría en el HCD. ¿Qué es lo que está pasando?

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

Un comentario

  1. Cual sería la mala noticia? Que macri no viene o que nos van a romper el toor con la reforma previsional? naaaa la mala noticia es que no le van a traer la bolsa de dogui que le prometieron al pasquin este !!!!!