Política

Macri ahora corteja a Manes para morderle el voto “paloma” a Larreta

blank

Mauricio Macri sigue trabajando para debilitar la potencia electoral de Horacio Rodríguez Larreta en la Paso. Ahora recibió a Facundo Manes y luego del encuentro distribuyó elogios sobre el neurocirujano, con el que había tenido durísimos enfrentamientos.

El giro pragmático con uno de los dirigentes de Juntos que más duro cuestionó la grieta que impulsa Macri tiene un sentido: las encuestas revelan que junto con María Eugenia Vidal le muerden a Larreta el voto de centro que cultiva. Si ambos mantienen su candidatura presidencial, debilitaría a Larreta en las durísimas PASO que tiene por delante contra Patricia Bullrich.

Encuestadores consultados por LPO confirmaron que los potenciales votantes de ambos diputados serían absorbidos por el Larreta si ninguno de ellos se presenta a las primarias.

El encuentro entre Macri y Manes resultó sorpresivo. El neurocientífico suele ser muy crítico con la gestión del ex Presidente, pero eso no impidió que compartieran un encuentro pocas horas antes de que Macri dejara el país para cumplir con sus tareas protocolares en la FIFA y tomarse vacaciones.

Manes es uno de los candidatos presidenciales que tiene la UCR y por ahora compite con Gerardo Morales. El diputado aún no dio muestras de querer bajarse de la pelea y los 1,3 millones de votos que obtuvo en la Provincia en las primarias de 2019 contra Diego Santilli pueden ser claves para definir la interna de Juntos este año.

Un reconocido consultor le explicó a LPO que por el momento Larreta se quedaría con todo el “voto blando” de Juntos si sus contrincantes Vidal, Morales y Manes no se presentan en las Paso.

Lo que no está claro aún es si Macri puede transferir el voto duro que aún conserva en parte del electorado de Juntos. “Hoy por hoy la única que tiene ese poder parece ser Cristina”, explicó el consultor que pidió reserva de su nombre.

Otra supuesta ventaja de Larreta es que su principal competidora, Patricia Bullrich, pelea mano a mano con Javier Milei por los electores más polarizados. La titular del PRO tiene otro problema: entre 2019 y 2021 el gobierno perdió casi 5 millones de votos y Larreta puede llegar a pescar una porción mayoritaria de ese electorado más blando y cercano al centro.

Si bien parece difícil que Macri decida competir, el ex presidente quiere mantener su centralidad dentro del armado opositor y, al menos, condicionar a Larreta a la hora de decidir las listas. Para eso necesita comenzar a disputarle la cercanía con Vidal y Manes, ya que con Morales no tiene demasiadas opciones.

.

Deja un comentario