Zonal

Lunghi gana en todas encuestas: 70 % de aprobación; va por su 5° mandato en Tandil

El responsable de la consultora DateAr, Oscar Nigro, señaló en el programa Tandil Despierta que todas las encuestas dan como ganador de las próximas elecciones en el ámbito local a Miguel Ángel Lunghi.

“Hoy está ganando Lunghi en la intención de voto, por lo menos en las mediciones. Todas las encuestas dicen lo mismo”, manifestó y añadió que “de hecho, tiene el 70 por ciento de aprobación”. Al respecto, explicó que se debe a que la gente en Tandil “está en una zona de confort y no quiere salir de ahí”.

En ese sentido, contó que la calidad de vida se mide por la apertura al cambio, que está determinada por el estímulo y la autodeterminación, dos valores que “están pegados a una juventud con niveles educativos altos”. El problema, según declaró, es que esos jóvenes, cuando no están conformes con la ciudad, emigran, les gustan los desafíos. “Entonces, en líneas generales, se queda la gente que está satisfecha o es más conservadora”, completó.

En lo personal, opinó que “el fenómeno de (Julio José) Zanatelli o de Lunghi es uno que creo que deberíamos empezar a cortar, comenzar a hacer quiebres. La nueva ley que impide la reelección va por esa vía”.

Respecto a la interna de Cambiemos en la ciudad, evaluó que va a beneficiar al actual intendente: “Son votos que en la general, si gana la interna, se suman”. No obstante, sostuvo que si bien la intención de Marcos Nicolini es ganar, lo importante para él es posicionarse y ser una alternativa para la gente que lo está analizando.

“Para poder entrar, Nicolini la va a tener que pelear. Porque escuchaba a Carlos Fernández que el mínimo para ser reconocido como primera minoría es del 30 por ciento, es bastante. Supongo que forma parte del juego, él tiene otras expectativas, pero superar las minorías, a mi forma de ver, sería una muy buena elección”, esbozó.

Por otra parte, recordó que Miguel Lunghi en 1995 finalizó tercero en las elecciones y, por lo tanto, “tengo cierta sensación de que a la gente de Tandil le gusta que te vayas al piso para ver cómo reaccionas”

En Tandil existe la política del buen vecino

En cuanto a la imagen que se tiene de cada candidato, Nigro destacó que, a diferencia de lo que ocurre a nivel nacional o provincial, en nuestra ciudad siempre es positiva.

Asimismo, exteriorizó que la idea de que los votos sean de un postulante es totalmente falsa, aludiendo que en realidad son del partido. “Puede ocurrir que a los candidatos les digan eso, pero no es verdad”, declaró.

En ese sentido, reveló que muchas veces se encuentra con algunos que le dicen que la gente los va a votar. “Y sí, ¿qué te van a decir?”, contestó.

De todas formas, remarcó que la imagen que tienen para disputar en el ámbito local es siempre positiva ya que si no, “no podrían salir a la calle” y completó: “La política del buen vecino existe para votar a nivel local, entonces todos tiene un saldo positivo”.

A nivel nacional aún no hay certezas

“Estamos esperando que terminen de delinear las líneas locales, para poder empezar a trabajar a fin de mes”, explicó el encuestador. Empero, develó que desde el año pasado estaban llevando adelante algunas tareas y que, al no estar definidas las candidaturas, “eran un sube y baja” porque la gente no tenía certezas.

Tanto en nuestra ciudad como en localidades vecinas (Ayacucho, Lobería, San Cayetano) “a veces ganaba uno y a veces otro”. Si bien en la última medición que efectuaron en Tandil el oficialismo no estaba “tan mal”, en la zona sí tenía una mala imagen.

“Ahora estamos esperando para ver cómo se van a acomodar. Habría que ver cómo está la tercera posición, con Lavagna y Urtubey. Acá en Tandil los habíamos medido entre 8 y 12 puntos. Vamos a ver si eso se mantiene y de qué manera”, narró.

En relación a las fórmulas que se van presentando, Nigro trazó una analogía con un partido de truco: “Ya se repartieron las cartas y se están haciendo señas. Ahora comienzan las manos; puede ser que haya dos o tres. Se vienen las PASO, las elecciones generales y después, si hay, ballotage”.

Lo que se debe tener en cuenta, según lo expuesto por el encuestador, es que en el ballotage la gente vota de acuerdo a lo que pasó anteriormente, a lo que vio en las generales, a las cuales se acercó a ejercer su derecho a voto teniendo en cuenta lo que había observado en las PASO. “Es decir, no solo los políticos hacen estrategias sino también la gente. Las personas no se tragan todo lo que ven por los medios. Hacen su juego también, como por ejemplo contestar mal las encuestas. Y de ese juego, la mentira o el ocultamiento forman parte. Con lo cual, el ciudadano es un actor importante”, sostuvo.

La gente vota de acuerdo a su situación económica

A mi forma de ver, la principal pregunta que uno se tiene que hacer siempre es ¿cómo va la situación económica? El bolsillo define”, aseguró y citó el ejemplo de la corrupción, respecto al cual señaló que es un valor que avalúan las personas que están bien económicamente.

“En líneas generales es un sesgo que se da para aquellos que trabajan en marketing. Ven las cosas sesgadas desde su óptica, entonces siempre es una campaña, y siempre es una imagen, y siempre es tratar de influir en una determinada dirección. Pero centralmente, la situación pasa por lo que acontece cotidianamente”, adicionó.

La cuestión, entonces, pasa por llegar bien a fin de mes y contar con un capital económico que permita tener determinados sueños: “Si no se tiene en claro eso, se equivoca”.

En ese aspecto, evidenció que “también uno se equivoca si tiene en cuenta los argumentos que dice la gente por cuales vota”. Ejemplificó, nuevamente, citando el caso de la corrupción, ya que “si te dicen que es por eso, en verdad te están diciendo que no están conformes económicamente”.

No existe la traición en el ámbito político

“En la gente, lo que habría que cuidar es que mantenga la credibilidad al sistema político. Porque pasa que dicen ‘son todos iguales’ o ‘esto es un desastre’. Entonces se pierde credibilidad y entusiasmo”, relató el titular de DateAr.

Subrayó nuevamente la importancia de la coyuntura económica, advirtiendo que si la situación es favorable, el candidato “puede hacer lo que quiera” porque “se lo van a perdonar”.

En esa línea, refirió que “no existe la traición ni la lealtad en el ámbito político” y argumentó lo expuesto citando el caso de Zanatelli, quien “ganó con cada lista que se presentó. Se iba de un lado a otro y lo seguían votando”. Por lo tanto, el tema de “salto o no salto” depende de cómo evalúa la gente lo cotidiano.

“Vas a encontrar problemas en un candidato en la medida que no lo quieras votar. Primero está la decisión de votar o no, ver cómo te fue a vos y después está el argumento”, declaró.

Por tal motivo, “si te concentras en los argumentos que dan, te estás equivocando. Porque, en todo caso, lo que hacen es justificar una decisión que ya tomaron”.

Fuente: el eco

Los comentarios están cerrados.