Salud

Los 11 síntomas silenciosos que genera el coronavirus prolongado

Gracias a la gran campaña de vacunación que se está llevando a cabo en todo el mundo, cada vez son menos los casos graves de coronavirus. Sin embargo, los contagios no cesan y las personas siguen infectándose teniendo síntomas leves.

En este marco, según especialistas, son 206 las dolencias asociadas a pacientes que se encuentran infectados o recuperados del coronavirus. A su vez, once de ellas pueden seguir activas hasta tres meses de haber contraído la enfermedad.

La mayoría de los afectados con estos “síntomas silenciosos” tienen entre 36 y 50 años de edad y no tienen comorbilidades previas. En esta misma línea, un estudio reveló cuáles son los síntomas y con qué frecuencia aparecen entre los pacientes. Astenia en un 95,9%, cefalea en un 86,5%, estados de ánimo bajo en un 86,2%, mialgia en un 82,8%, disnea en un 79,3%, diarrea en un 70,8% y palpitaciones en un 69,9%.

Además, existen otros síntomas, pero no se tiene claridad exacta sobre en cuántos casos se presentan. La lista completa es: astenia, dolores de cabeza, parestesia, dispraxia, dificultad de memoria, trastornos de la atención, mareos, estado de ánimo bajo, disnea, palpitaciones y debilidad muscular.

En este contexto, algo común entre pacientes contagiados o recién recuperados de COVID-19 es la pérdida de apetito. Es por eso que los médicos sugieren tomar entre 2 y 5 litros de agua por día para mantener la hidratación corporal, y recomiendan realizar una dieta de estilo mediterráneo, rica en alimentos vegetales para recuperarse del coronavirus. “Lo ideal es una dieta con abundantes frutas, verduras, bayas, nueces, semillas y legumbres, y también algo de pescado azul y aceites saludables”, explicó el profesor de inmunología nutricional de la Universidad de Southampton, Philip Calder.

Asimismo, Calder aclaró que, si el paciente estuvo mucho tiempo con pérdida de apetito, es recomendable que realice la dieta con cuidado. “Los alimentos más blandos son más fáciles de manejar para el intestino. Restaurar el intestino será razonablemente rápido, pero podría llevar algunos días, ya que los pacientes vuelven a comer más”, expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*