Portada

Lionel Messi campeón del mundo con Argentina: una deuda que el fútbol saldó con el mejor de la historia

 

blank

Lionel Messi se alzó con el título que tanto ansiaba. En Qatar 2022 logró ganar por primera vez el Mundial, esa deuda que el fútbol tenía con él hace tantos años.

Antes de comenzar la aventura qatarí, el propio Leo había deslizado que ya no habría más mundiales después de este. Si finalmente es así, se habrá ido con la estrella más brillosa brodada sobre su pecho.

Los Mundiales de Lionel Messi: Alemania 2006

Era la gran promesa del fútbol argentino, “una bendición” como lo había descripto el entrenador de ese equipo, José Pekerman, quien llevó a Messi al Mundial con 18 años (los 19 los cumplió durante la Copa, el 24 de junio). Y lo llevó como suplentes, para ir metiéndolo de a poco.

Todavía con 18 tuvo su debut en el segundo partido de la primera fase, contra Serbia y Montenegro, en el que además convirtió su primer gol en una Copa del Mundo. Después fue titular contra Países Bajos (donde mayoritariamente jugaron suplentes) y volvió a ser un relevo de importancia en los octavos de final ante México, que Argentina ganó 2-1 con un golazo de Maxi Rodríguez en el alargue.

Pero en los cuartos, contra Alemania, fue una doble tristeza: esa tarde en Berlín, Argentina quedó eliminada contra el local por penales y con Messi, fastidioso, solo y con cara de enojado, sentado en el banco, sin haber entrado ni un minuto. Así se despidió de su primera Copa del Mundo.

Los Mundiales de Lionel Messi: Sudáfrica 2010

La revancha (la primera de sus revanchas), llegó cuatro años después en un Mundial que tenía un condimento especial: Messi ya era considerado el mejor jugador del mundo pero el entrenador de la Selección era nada menos que el mejor jugador argentino de la historia, Diego Maradona.

La convivencia entre ellos fue buena, con un Maradona que siempre se mostró afectuoso con Lionel, aunque su figura estuvo permanentemente por encima. Messi no jugó un buen Mundial en líneas generales, aun con una primera fase accesible, en la que Argentina despachó a Nigeria, Corea del Sur y Grecia con puntaje ideal, siete goles a favor y apenas uno en contra. Sin embargo, de esos siete goles, ninguno fue de Leo.

En octavos, como en el Mundial anterior, pasó México y fue 3-1 nuevamente con ausencia de Messi en la red rival. Pero en los cuartos, ante Alemania -también mismo rival que cuatro años antes- fue una hecatombe: un durísimo 4-0 en contra dejó a la Selección sin atenuantes y a Messi con la cabeza gacha y una sensación que se profundizaría en los años siguientes: en Barcelona ganaba todo y la pasaba mejor.

Los Mundiales de Lionel Messi: Brasil 2014

Messi era indiscutidamente el número 1 del mundo y la Selección, a instancias de Javier Mascherano, le había entregado la cinta de capitán. El Mundial del equipo fue de menor a mayor, ahora sí con participación de Leo en los goles: tres triunfos y puntaje ideal en la fase inicial, y el 10 convirtió en cada uno de esos partidos.

En los octavos tocó Suiza y un ajustadísimo 1-0 (con gol de Di María en el final del alargue, tras una notable jugada de Messi) y después otro 1-0 con Bélgica, difícil pero no tan apretado. En la semifinal fue 0-0 con Países Bajos y victoria por penales, con Messi metiendo el suyo.

La Selección volvía a ser finalista de una copa del mundo después de 24 años pero otra vez se quedaría en la puerta contra su verdugo: Alemania. Fue derrota en tiempo suplementario, en un partido que Argentina mereció mejor suerte. Messi, que no volvió convertir después de la fase grupos, tuvo el triunfo en sus pies con un remate cruzado de esos que en Barcelona eran goles pero que en la Selección seguían siendo deuda.

Los Mundiales de Lionel Messi: Rusia 2018

“Dirigir a Messi es como entrenar a un genio, está por encima de todos y sabe cuándo vas ganar o cuándo vas a perder. Con dos miradas te da un parámetro de lo que está pasando, es un líder silencioso”. Así define Jorge Sampaoli a Lionel Messi, aunque bajó su gestión, que tuvo su punto cúlmine en el Mundial 2018, nada salió bien.

Sin embargo, las cosas se complicaron en la previa al Mundial (goleada en contra incluida en un amistoso ante España) y el equipo que arribó a Rusia era un descalabro. El empate con Islandia en el debut puso de nuevo a Leo en el eje porque erró un penal. Luego vino una derrota 0-3 ante Croacia y un milagroso 2-1 frente a Nigeria (con golazo de Messi) que puso al equipo en carrera.

Y en la carrera apareció Francia y ya no hubo más: fue derrota por 4-3 y vuelta a casa en octavos de final. Otra vez con la cola entre las patas, Messi con 31 años veía cómo se consumía su cuarto Mundial sin poder cumplir su sueño. Un sueño que en Qatar 2022 volvió a desvanecerse y quedó para siempre como una deuda que nunca pudo saldar.

Los Mundiales de Lionel Messi: Qatar 2022

La liberación emocional que tuvieron Lionel Messi y la Selección después de haber ganado la Copa América de Brasil, en 2021, permitió que se aflorajan las tensiones y el equipo empezara a mostrar identidad, el grupo se manifestara más unido que nunca y los resultados, tal vez como consecuencia de todo ello, empezaran a llegar.

Por eso el seleccionado, bajo el comando de Lionel Scaloni, se presentó en Qatar 2022 con el respaldo de un invicto de 36 partidos que lo hicieron candidato. Así de confiado debutó contra Arabia Saudita, el rival más flojo del grupo, con el que empezó en ventaja con un gol de penal del propio Messi, pero luego sufrió un durísimo revés, con un 2-1 en contra que lo puso en jaque.

Leo destrabó con un zurdazo desde afuera del área un partido muy complicado ante México, por el peso que había sobre un equipo que podía quedar eliminado en primera ronda. La clasificación llegó con otro 2-0, contra Polonia, en el que Messi no aportó goles pero sí su impronta de líder, por juego y por el desplante que le ofreció a Robert Lewandowski después del cruce mediático entre ambos.

En instancias decisivas, el rosarino brilló. Estuvo a la altura de su historia. Un gol en cada ronda y puro corazón para ganarse la Copa más deseada.

..

Deja un comentario