Ciudad

La Universidad con $ 1.560.000.000 de presupuesto anual

hhjytrtdLa Provincia de Buenos Aires estrenará en 2017 tres universidades: la Scalabrini Ortiz, la de San Antonio de Areco y la de Almirante Brown, además, verá funcionar a pleno la Universidad Nacional de Hurlingham y comprobará los resultados del traspaso de la Universidad Pedagógica a manos de Nación.

Dejando de lado esos casos excepcionales, el reparto de fondos para este 2017 muestra a la Universidad de General Sarmiento, a la UNNOBA y a la Universidad de Avellaneda como las más beneficiadas, con incrementos interanuales de 96, 78 y 65 por ciento.

Las más perjudicadas son la de José C. Paz, San Martín y Tres de Febrero, con subas de 28, 30 y 33 por ciento, aunque las dos últimas tienen un polémico “refuerzo”, negociado en la Cámara de Diputados, que lleva ese incremento de asignaciones a 50% y 48% respectivamente.

Las casas “históricas” se llevan la porción más grande de la torta. La UNLP recibirá más de 5 mil millones este año (47% interanual), la Universidad de Mar del Plata 1560 millones (42%) y la del Sur 1444 millones (41%).

Las casas de altos estudios del Conurbano se ordenan con La Matanza a la cabeza, con 1.137 millones y un refuerzo de 85 (48%), Lomas 1.032 más 45 (45%), Luján con 981 millones (45.7%), San Martín con 934 millones y 140 “extra” (50%).

Esos fondos “extra” no quedaron exentos de polémica. Forman parte de un fondo que se negoció con la oposición parlamentaria en función de lograr un acuerdo por el Presupuesto nacional y se incluyó como un anexo de algo más de mil millones de pesos que, no obstante, no llegó a todas las universidades.

En Buenos Aires, la UNLP, la Universidad del SUR, la de Luján, la de Quilmes, La Matanza, Moreno y la de José C. Paz quedaron afuera. Otras, como Avellaneda, recibieron apenas 10 millones extra.

A raíz de esa situación, 35 rectores de Universidades Nacionales elevaron un reclamo que fue avalado por el Ministerio de Educación, que prometió subsanar esas “inequidades”. Una de las protestas más airadas provino del rector de la Universidad de Luján, Osvaldo Arizio, que objetó “la arbitrariedad en los criterios con que fueron distribuidos, sin considerar la atención de la situación del conjunto del sistema universitario, dentro del cual 13 universidades atraviesan una situación presupuestaria sumamente crítica”.

Arizio recordó además que a la entidad que dirige no se le asignaron los fondos que corresponden a la Ley Nacional de Reparación Histórica Nº 26.319 “en cuanto a la consolidación de las cuotas asignadas de manera extraordinaria al presupuesto de la UNLu, ignorando de esta manera una Ley del Congreso de la Nación”.

Otro caso interesante es el de la Universidad Pedagógica. En 2016, la Provincia le asignó un presupuesto de 95 millones de pesos y esta año aportará 24, que, con los 104 asignados por Nación totaliza 128 millones, es decir un 34 por ciento más, en un contexto en el que la inflación interanual supera el 40 por ciento. EGM.

 

Los comentarios están cerrados.