Ciudad, Policiales

Jordana Rivero y Claudia Repetto: Volvimos a marchar por ellas

blankPor Virginia Ceratto

(especial para mdphoy.com)

Familiares de las víctimas de femicidio Jordana Rivero y Claudia Repeto, junto con los chicos de la Campaña Nacional Somos Lucía y sus padres, Marta y Guillermo, fuerzas vivas marplatenses y la murga de Aldosivi -que sumó con sus redoblantes al reclamo- volvimos a marchar por una Justicia impecable, que no hay, mientras se buscaba y busca en toda la ciudad a una chica trans que volvió a fugarse del hotel  en donde se la había intentado resguardar de su derrotero de adicción, prostitución y palizas. Mientras, el lugar adónde la recibían con una beca, gestionada por Agustina Ponce -cuando alguien promete y cumple hay que decirlo- tiene que cerrar dos sedes porque no hay una política de Estado acorde a la vulnerabilidad extrema.

La consigna fue clarísima: marchar… sin banderas partidarias, con barbijo, alcohol y distanciamiento. Casi imposible de guardar y cuando ya parece chiste, dado que todo abre y la pandemia que está, que sigue, se naturaliza mal, como NO DEBEN NATURALIZARSE LOS CRÍMENES.

Los hijos de Claudia Repetto y la mamá de Jordana Rivero, ASESINADAS, esperan Justicia. Una Justicia que amerite el uso de la mayúscula, y que parece no funcionar, a pesar de las proclamas dignas de una épica homérica, cuando lo que se reclama, se exige, es el cumplimiento del mandato de los funcionarios. A su lado, los papás de Lucía. Estoicos y enteros, de una manera que solamente podemos entender si entendimos a las Madres y Abuelas.

Cuando hablaron solamente pidieron ayuda para que los femicidas sean juzgados por sus crímenes, pidieron que ya no se demoren los juicios… meses más, siendo que las causas están probadas y los criminales identificados. Y mostraron gratitud.

Gratitud, a quienes estábamos presentes.

Gratitud.

Mataron a su mamá, a sus hijas, y mostraron gratitud.

La Antártida se nos vino encima y nos clavó más esa espada que no es la de Damocles, porque ya nos viene atravesando desde hace demasiado tiempo. Y la de Damocles amenaza, pero no cae.

Tratamos de devolverles algo de calor. El que ya no tendrán de esas mujeres que no están.

blankSe pidió que no hubiera banderas partidarias, pero llamó la atención que, salvo algunos representantes del Colectivo contra la Violencia, Estela Carrizo de La Red de Personas viviendo con VIH, los chicos de Somos Lucía y La Corte de los Milagros -que ya no es pero volverá a ser en breve- las ONG’s que casi siempre están, no fueran. Tal vez, porque era a la misma hora de un discurso.

Mientras, en Ciudad Gótica, porque Mar del Plata parece aquella, pero sin Batman y Robin, Ale Vilar, y voy a dar un nombre, solamente uno, buscaba a Joha, la llamaré así, trans peruana que volvió a escaparse de un hotelito en ese derrotero que es frecuente,  como lo sabemos y me decía hace un rato la gran, y tengo que decir Gran, Grande, porque lo es, Vida Morant, y cito: “lo que me contás de esta chica es recurrente, a nosotros nos ha pasado muchas veces, es una de las conductas frecuentes cuando se vive tan al límite, tan al borde, cuando la persona está tan atravesada por el demonio de las adicciones y con la incertidumbre total de una persona que no sabe dónde va a dormir en horas, qué va a comer en horas… buscará algún lugar donde apagar el dolor…”.

Ayer, la esperaban en Posada del Inti, gracias, reitero, a la gestión de Agustina Ponce, que si bien demoró hasta el comienzo de la semana el trámite, lo hizo. Y la vuelvo a aplaudir por eso, porque hay que denunciar a quien no cumple su blableta, entonces, mencionemos a quien sí lo hace. Y ni habría que mencionar a quien simplemente cumple la función por la que se ha comprometido y por la que le pagan un sueldo. Pero sí. Pero bueno.

Y acá otro tema. El mismo tema. La ausencia del Estado, desde hace décadas.

Posada del Inti, uno de los centros de recuperación en el tratamiento de adicciones con más trayectoria en Mar del Plata, está, una vez, colapsado. Y tiene, tuvo, que cerrar dos de sus lugares de internación. Porque el Estado, en palabras de una fuente de Posada… “viene así… Hay una clara responsabilidad del Estado, el Estado son los distintos gobiernos que lo componen, claro que hay falta de políticas públicas del Estado, en los últimos 10, 15 años… Lo que pasa es que hay una inviabilidad entre las prestaciones que el Estado paga, esta gestión, la anterior… en los últimos 4 años hubo un 200 y pico de inflación y los organismos del Estado ha aumentado un 50%, ¿un 60%?… Entonces, cómo hacés para estar un 130% debajo de lo mínimo que se precisa en 4 años. Esto es como un auto que pierde aceite y en un momento se queda sin motor. Cada vez los gastos fijos son mayores y pasaron los gastos de facturación, con lo cual es inviable. Es como si en tu casa entran 8 y gastás en lo esencial 12, en algún momento tenés que empezar a achicar y claramente no hay una política pública que fortaleza las instituciones del tercer sector… pero hace décadas…”.

Y esto es de mi cosecha: hace décadas que esto ya se viene derrumbando. Décadas. ¿Ring ring Estado?

Posada en un año cerró 3 parajes. Para ser exactos, 2 hasta hoy y 1 cierra el 31 de marzo. No obstante, intentarán ayudar a quienes puedan. Y entre a quienes puedan a Joha, y es urgente ubicarla, porque por el Covid, que parece que ya no está y que los vuelos olímpicos -escribo olímpicos porque parece que mandar aviones a Rusia fuera similar a la intervención de Apolo en el asedio a Troya- ya resolvieron la situación y todos felices, hay un protocolo de aislamiento sin hisopado y quienes ingresan, y hay lista de espera. Y los que ingresan tienen que estar días en aislamiento y no tienen tantas habitaciones para que eso se pueda cumplir sin comprometer a la población de internos y personal de salud.

¿Todo mezclado? SÍ, TODO MEZCLADO. LA AUSENCIA DE JUSTICIA EN LOS FEMICIDIOS, LA AUSENCIA DE POLÍTCAS DE ESTADO EN SALUD PARA QUIENES YA SON VÍCTIMAS FATALES PRÓXIMAS… AHORA EN DERROTERO.

blankY mientras, en Ciudad Gótica, hay muchos que no consentimos en naturalizar esto. Porque hacerlo sería escandaloso para nuestras conciencias y porque hay una muerte cada 30 horas.

Mar del Plata está a la vista, no de los turistas, ni de los inversionistas, sino del país, y del exterior también, pero no por sus playas, en donde proliferan, salvo los que van de madrugada o muy tarde, las fiestongas clandestinas, sino por los femicidios y travesticidios.

Y si la pollerita corta en un caso, y sin era la amante y no la esposa, esposa, de ¿esposada? ¿Y si era puta? Porque para los abolicionistas las putas… mujeres, varones, trans, no tienen amparo… qué. Seguimos haciendo marchas.

Pues seguiremos.

Nos parará el covid si es gravísimo, nos parará un criminal, la vejez a las viejas, a los viejos -hoy vi hombres muy mayores en la marcha- o nos caeremos marchando. Y seguirán los jóvenes, a los que se puede embaucar, un ratito… tienen padres de mi edad.  Y lo que se hereda, no se roba.

2 Comentarios

  1. Muy buena nota. Hay que hablar hasta que escuchen o se caigan las caretas… y los sueldos opulentos que cobran

  2. Brillante, clara, dolorosa y bien escrita nota. Femicidios:Una realidad que se repite sin cesar. Felicitaciones a Virginia Ceratto.