Arte y Cultura, Teatro

Humor negro con los turistas como centro

Con las interpretaciones de Sandra Moddonni, Laura Federico, Elsa Alegre, Hilda Marcó, Andrea Chulak y Silvia Fleischman, subirá a escena este sábado a las 21 nuevamente Un mar de humor negro, dos obras unidas por concepto y que se burlan de ciertos lugares del veraneante.

Esta propuesta se puede ver en la Bodega del Auditórium (Boulevard Marítimo 2280) y, como se dijo, está compuesta por dos historias que se entremezclan para proponer un espectáculo de absurdos, contrasentidos y caricaturas de la fauna veraniega con mucho humor.

La primera de las obras se llama Arena, secreto y funeral, aquí hay una aproximación con una mirada sórdida y descarnada con mucho humor, a la enfermiza, trunca y alterada relación de dos hermanas.

Por otra parte, completa Un mar de humor negro la obra Pero que se vea el mar, historia que tiene como marco un viaje trunco y desopilante. Ambas puestas cuentan con dramaturgia de Pablo Mascareño y dirección y puesta en escena de Graciela Spinelli.

Transitando una estética que recurre al humor negro, estas piezas se burlan de los tics del verano marplatense a través de un regreso de las vacaciones, en un tren que nunca sale, debido a diferentes motivos que se convierten en el centro del humor. Una metáfora tragicómica de lo social.

Los comentarios están cerrados.