Política

Hicieron zarpar al mar a 30 trabajadores sin tener todavía el resultado del hisopado

blank

 

La empresa Solimeno es responsable de una situación que en las últimas horas mantiene en vilo a la comunidad marplatense. El primero de los infectados por coronavirus se encuentra a bordo del buque Sirocco, se trata de un oficial de máquinas que junto a sus 29 compañeros se había sometido a un testeo en un laboratorio privado correspondiente el protocolo sanitario (control de fiebre e inspección ocular de la garganta) que en los últimos días se puso en marcha como medida preventiva.

Según se dio a conocer, en los últimos días se hicieron hisopados a todos los tripulantes de los 6 barcos que zarparon desde el puerto local, para un total de 166 testeos, pero sin aguardar los resultados.

En una accionar negligente que prioriza los intereses privados por sobre la salud de los trabajadores se expuso a toda la tripulación haciendo zarpar al buque el 17, aún cuando no tenía los resultados el mismo, y ayer a las 13.20 avisaron desde el laboratorios privado que era el único positivo de toda la tripulación.

El segundo contagiado se trata del Jefe de Máquinas, quien permanece dentro del barco Atlantic Surf III (otra embarcación que tenía prevista su salida de pesca). A diferencia del Sirocco, este barco no zarpó a la espera de los resultados de los estudios.

Según fuentes consultadas, se supo que no todo personal pertenecía a la planta estable, sino que se trata contratados que fueron trasladados en colectivos traídos de las Provincias de Entre Ríos y Corrientes a quienes se les pago menos salarios de lo que perciben los marines estables.

En últimas horas de ayer el Intendente de Gral. Pueyrredón, Guillermo Montenegro confirmó en conferencia de prensa que se hará un segundo estudio a cada uno de los dos casos positivos porque por el momento se los debe considerar oficialmente sospechosos. Además afirmó que “no va a bajar nadie de los buques hasta que no estemos seguros de que no van a contagiar”. “El buque que está en altamar se va a intentar que no pueda tener acceso a la ciudad y que guarden la cuarentena probablemente en rada, es decir sin ingresar al puerto”.

Esta situación fue alertada por los representantes de los trabajadores del sector que venían solicitando desde el inicio de la cuarentena que la actividad pesquera sea exceptuada del listado de actividades esenciales, en principio por la dificultad de realizar la actividad con las medidas de distanciamiento y además porque la pesca que se lleva adelante es para exportación y no para abastecimiento de mercado interno y también dieron a conocer que con la materia prima que existe en cámaras había abastecimiento asegurado por muchos meses, teniendo en cuenta el bajo consumo de pescado que hay en la región en comparación con la carne vacuna. En este sentido,

cabe señalar que Siroco es uno de los barcos congeladores más grandes que hay en la región, se lo llama congelador, porque hace la pesca y lo congela en el mismo barco.

Redacción: Melina Marchetti

Los comentarios están cerrados.