Política

«Haremos una medida de fuerza contundente para que el gobierno nacional se preocupe»

0011905973Ante la negativa al pedido de modificar Ganancias, el líder gastronómico Luis Barrionuevo consideró que es momento de «ir en serio a un plan de lucha». Pidió «que llegue pronto el 2015» para que «se termine el calvario».

El líder de la CGT Azul y Blanca adelantó esta mañana que en los próximos días las centrales opositoras anunciarán una «medida de fuerza contundente» en rechazo al Impuesto a las Ganancias «para que el Gobierno se preocupe«.

El gremialista consideró que esa es «la única manera de que la Presidente» reconozca el pedido de los sindicatos, porque ya se vio que no alcanza con medidas parciales como la que realizó el sector del transporte el pasado jueves: «Yo no estuve de acuerdo con ese paro de tres horas, porque terminás puteado por la gente. O vas a un plan de lucha en serio, contundente, o si no, no hagas nada«.

En declaraciones a radio La Red, Barrionuevo expresó su deseo de que la medida de fuerza se haga «en los próximos días«, para que la administración de Cristina Kirchner vea la realidad porque – a su entender- el país tiene «una Presidente que no está al tanto de lo que está pasando«.

«Hay quienes me critican y me dicen ‘vos estás apresurado, dejá’. Bueno, yo digo, que el 2015, cuanto más pronto (llegue), mejor, así se termina con este calvario«, sentenció el gastronómico, quien además advirtió que «la gente está cansada de ver que quien gobierna a la Argentina no le encuentra la vuelta«.

«Hablan de que el Impuesto a las Ganancias es algo solidario, pero hoy 15.000 pesos no alcanzan para nada«, se quejó el sindicalista. «Ahora el que tiene que hacer un reconocimiento es el Gobierno, que aplica las leyes pero debe estar acorde a la realidad, reclamó.

Por otra parte, el gastronómico se refirió a la posible reunificación de las centrales sindicales y reveló una jugosa charla que tuvo con Antonio Caló, titular de la CGT oficialista. Le pidió «esperar a las PASO» y le hizo una confesión sobre un viejo reclamo de Hugo Moyano: «Le dije ‘Antonio, el Gobierno nos debe 25 mil millones de las obras sociales, ¿qué dice la Presidente?’ Y me respondió: ‘No, Luis, esa cifra está asentada, pero la plata no está más, no existe más‘».

En el mismo sentido, Barrionuevo comentó por qué ya ni va a las reuniones de las centrales sindicales: «Creen que soy el terrorista, el tirabombas, pero no es así, lo que pasa es que los gremialistas no se le plantan a la Presidenta como se debe, ella se les ríe«.

«La gente está anestesiada. Está con un temor de que no sabe qué va a pasar. Está perdida, está cansada de los políticos. Está cansada de todo», enfatizó el gremialista, quien aseguró que el Gobierno «solo está preocupado para ver cómo no ir presos» los funcionarios después de 2015.

Los comentarios están cerrados.