Ciudad

Greenpeace se sumó a la Marcha Mundial por el Clima en Mar del Plata

IMGP5928Esta mañana activistas de Greenpeace convocaron a los ciudadanos marplatenses a tomarse una foto colectiva en la Plaza Colón para unirse al pedido de energías 100% limpias para todo el mundo, a menos de 24 horas de que comience la 21ª Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP) en París. Nuestra ciudad fue una de las más de 2.500 localidades que fueron sede, entre ayer y hoy, de actividades y manifestaciones organizadas en el marco de la Marcha Mundial por el Clima.

Argentina en la COP 21

Como todos los países participantes, Argentina debió presentar, de cara a la 21ª Cumbre de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP) que comienza mañana en París, su Contribución Prevista y Determinada a Nivel Nacional (INDC por sus siglas en inglés) para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

“La modificación más urgente a encarar a nivel mundial es el reemplazo de las energías sucias”, planteó Martín Prieto, director ejecutivo de Greenpeace Argentina.

Acto seguido agregó que “aunque lejos de los primeros puestos, la Argentina está hoy entre los 25 países que más gases de efecto invernadero emiten, y su matriz está conformada en un 90% por combustibles fósiles. Por eso también a nivel local hay una gran deuda en la inversión en energías limpias. A pesar de tener un enorme potencial en energía solar y eólica, y de las leyes vigentes que impulsan el cambio hacia las renovables, Argentina ha invertido miles de millones de pesos en combustibles fósiles como el gas y el petróleo. Y su propuesta actual para la Cumbre es poco ambiciosa. Si todos los países del mundo tuvieran metas similares, estaríamos en serios problemas”.

Asimismo, aseguró que “el éxito de la COP depende de que los países involucrados logren un fuerte acuerdo que contemple la transición hacia energías 100% renovables y limpias para 2050”.

“Los fenómenos meteorológicos extremos que se están dando en todo el mundo -y Argentina no es la excepción- van a empeorar conforme las temperaturas globales aumenten, y el único modo de mantener el aumento de la temperatura media por debajo de los 2° C – idealmente de 1.5°- es a través de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que generan ese aumento. Sólo el progresivo reemplazo de los combustibles fósiles por energías limpias lo hará posible. Por eso, el acuerdo en París debe labrar un camino claro de transición hacia un futuro basado en un 100% de energías renovables; plantear, para que así sea, fuertes acciones a corto plazo; y asegurar un apoyo equitativo para los países pobres y vulnerables, señaló Prieto.

Los comentarios están cerrados.