Política

Fuertes medidas de seguridad para la llegada de Macri al Coloquio de IDEA

blankEl hotel Sheraton frente a Playa Grande ya se transformó en una fortaleza para recibir a Mauricio Macri, tras la agresión a fuerza de huevos y piedras que recibió durante su viaje relámpago a La Pampa, una provincia gobernada por un viejo cacique peronista que supo alinearse con Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Antes de cerrar el Coloquio de IDEA, el presidente visitará un club de barrio que es sede de los Juegos Evita, y finalmente marchará a protagonizar uno de sus últimos actos de campaña electoral. A diferencia de la escasa seguridad ofrecida por el gobernador Carlos Verna, alrededor del Sheraton se montó un sistema de seguridad que bloqueó el tránsito en una radio de dos cuadras, también será imposible ingresar al hotel sin la acreditación otorgada por IDEA y además habrá una chequeo exhaustivo de los asistentes y del salón que se utilizara para escuchar al presidente, que llegó a la Costa Atlántica para fortalecer las chances electorales de Esteban Bullrich frente a la candidata Cristina Fernández.

No es casualidad que Macri haya aceptado participar de la jornada de cierre del Coloquio de IDEA. El Gobierno aprovechó este evento repleto de empresarios para apuntalar su discurso político y exhibir sus buenas relaciones con el mundo de las compañías –nacionales y extranjeras—y los dirigentes gremiales. Aquí no sólo llegaron Paolo Roca y Marcos y Alejandro Bulgheroni, sino también caciques sindicales como Antonio Calo, José Luis Lingieri y Juan Carlos Schmid, que aplaudieron con recato a Marcos Peña cuando anunció que se convocaría a empresas y gremios para tratar la futura reforma laboral.

Además Peña, puesto en horario central por los organizadores del Coloquio, llegaron también María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta, que exhibieron un discurso contrastante con las posiciones electorales que plantea CFK cada vez que aparece en un medio de comunicación. Cristina disputa el escenario político con Macri, mientras que los protagonistas de su círculo más cercano –Peña, Vidal y Rodríguez Larreta—proponen terminar con la clientela electoral, empoderar a la ciudadanía y gobernar con transparencia.

Antes que Macri llegue al Sheraton, un escuadrón de seguridad vaciará el salón principal del Coloquio para revisar centímetro a centímetro. Hay un equipo de perros dispuestos para la ocasión y hará una revisión exhaustiva de cada uno de los asistentes a la exposición presidencial. Macri arranca a las 17.45, y veinte minutos antes, nadie podrá circular por los pasillos que conectan el lobby del hotel con el salón destinado a la presentación del Presidente.

Es cierto que la mayoría de los empresarios que participaron del Coloquio tienen decidido votar por Cambiemos, pero el último índice de inflación (1,9%) encendió ciertas alertas frente a la marcha de la economía y la estrategia que aplica el Banco Central para controlar un índice que llegó ha terminar con gobiernos civiles y militares. Los empresarios esperan que Macri explique el sacudón inflacionario y que revele nuevas pistas acerca de sus proyectos vinculados a la reforma impositiva, laboral y política.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*