Ciudad, Información General

Femeba alertó que IOMA quiere cambiar las condiciones de atención en perjuicio de los afiliados y profesionales

blank

La entidad que nuclea a los profesionales médicos de la provincia está en alerta ante la apertura de policonsultorios de la obra social bonaerense en los distritos, porque atentarían contra la calidad de atención y la libre elección de los profesionales por parte de los afiliados. Objetaron que se pretende saltar la mediación de las instituciones gremiales en la relación contractual de IOMA y los médicos.

La Federación Médica de la provincia de Buenos Aires (Femeba) advirtió que el Instituto de Obra Médico Asistencial (IOMA) busca cambiar las condiciones de atención y alertó a los afiliados sobre posibles modificaciones que atenten “contra la calidad de los servicios y la libre elección de los profesionales”.

Así lo explicó el secretario de gobierno de Femeba, Sandro Scafati, quien en contacto con El Eco de Tandilseñaló que la prestadora intenta cambiar las reglas de trabajo imperantes.

Esto se debe a que desde IOMA apuntan a establecer policonsultorios que para atender las especialidades básicas. De hecho, la novedad fue anunciada hace un tiempo a nivel local y se plasmó la posibilidad de abrir un espacio de estas características en Tandil.

Al respecto, Scafati aseguró que “en un primer momento se pretenden instalar en zonas donde haya conflicto con alguna especialidad y no se brinde el servicio, o en lugares donde la accesibilidad a los servicios sea dificultosa para los afiliados”.

Cambios en el sistema de atención 

No obstante, el médico reseñó que desde la obra social bonaerense se avanza con esta propuesta en distritos donde no hay conflicto alguno y la accesibilidad está garantizada.

De acuerdo a su lectura, esta posibilidad forma parte de un proceso que llevaría a un cambio en el sistema de atención, inclinado hacia la modalidad de médico de cabecera, como tiene  PAMI, que cercena la libre elección el profesional por parte del paciente y la limitación del libre tránsito para que el afiliado se atienda en la ciudad que desee. Lo que desde algunos sectores han llamado un intento de “pamizar” la prestadora provincial.

“Es un llamado de atención para que los afiliados y quienes trabajan con la obra social estemos atentos”, afirmó. En ese sentido, recordó que Femeba mantiene convenio con IOMA desde hace más de 70 años y que con sus más de 10.000 médicos asiste a 1.200.000 beneficiarios en 121 de los 135 municipios de la provincia.

Ataque a la calidad profesional 

Asimismo, destacó que desde el organismo estatal se pretende que los médicos trabajen en los policonsultorios sin que las entidades intermedias –agremiaciones y círculos médicos- intervengan. Así, la relación contractual entre los médicos y estos espacios de consulta no estaría mediada por las asociaciones gremiales y, por lo tanto, no contaría con la certificación de calidad profesional que avala la entidad.

“Nosotros entendemos que IOMA, como cualquier obra social, puede tener un centro médico, pero que los profesionales sean de las entidades y se inscriban en ellas”, refirió.

Según argumentó, esto implica una pérdida de la defensa para el médico en cuanto a lo gremial y las condiciones de trabajo, y también va en detrimento de la calidad del servicio. En esta línea, aludió que las instituciones gremiales que nuclean a los profesionales médicos exigen numerosos requisitos éticos, de formación, de colegiatura y de especialidad para pasar a formar parte del padrón y ejercer su actividad.

En cuanto a esto, el representante de la Federación subrayó que la entidad siempre se ha preocupado por garantizar la calidad de atención de los profesionales y recalcó la intencionalidad de armar un padrón de prestadores por fuera del sistema atañe a todas las entidades de la provincia, no sólo a Femeba.

“No pretendemos llevarlo a una escalada que comprometa la atención, ni a paros, ni a ninguna medida de coerción. Pero con esto se pierden derechos y queda determinada una forma de trabajo que no sirve ni al afiliado ni al profesional”, consideró.

Por último, compartió que no hay por ahora ningún canal de diálogo establecido con las autoridades de la prestadora bonaerense, pero que esperan que la situación se pueda revertir pronto.

“Vamos a pedir juntarnos en una mesa porque tenemos toda la voluntad de resolver este conflicto y hay distintos caminos que nos pueden llevar a una solución  lógica, donde las partes podamos negociar lo que convenga a todos”, cerró.

El Eco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*