Política

Exclusivo: la negociación secreta de Scioli con Sanz para impedir una gran primaria opositora

Sin títuloQué hablaron en el encuentro que mantuvieron ayer en un hotel del empresario marplatense Aldrey Iglesias.

Luego de compartir la foto en el Espacio Clarín de Mar del Plata que encendió la previsible furia kirchnerista, Daniel Scioli invitó a Ernesto Sanz a tomar un café en uno de los dos grandes hoteles que tiene el empresario Aldrey Iglesias, uno de los hombres más cercanos al gobernador que lo respeta casi como a un padre.

En la reunión sólo estuvieron los tres. Y Scioli fiel a su estilo fue muy directo. “Ernesto te pido que no avancen con la idea de la gran primaria opositora. Si me das una mano con eso yo hablo con Macri para que te lleve de candidato a vicepresidente”, le propuso Scioli, mientras se tomaba un té con tostadas.

El radical, con un más modesto cortado en jarrito, todavía shockeado por la propuesta, atinó a contestarle: “Mira Daniel va a ser difícil parar eso, es la única manera que tenemos con Gerardo (Morales) de evitar que se parta el partido”.

La idea, anticipada en su momento en exclusiva por LPO, consiste en armar una gran primaria en la que compitan los presidenciales del radicalismo: el propio Sanz y Julio Copbos, con Mauricio Macri y Sergio Massa. Este plan entiende que el costo de la jugada será el irremediable alejamiento de Hermes Binner y los socialistas.

Supuestamente esta idea había naufragado en la reciente cumbre radical de San Fernando, pero la charla de ayer revela que se trató apenas de un movimiento táctico para adormecer la interna que agita a Unen y que en la Convención nacional del radicalismo prevista para marzo, podría consagrarse de manera definitiva, con la carrera presidencial ya lanzada.

“Massa no se va a presentar, no tiene plata para pagar la primaria”, arriesgó Scioli y le pidió a Aldrey Iglesias que “ayudara” a Sanz a convencer a Macri que lo lleve de candidato a vicepresidente.

Se trata de un encargo complicado, porque Macri está empeñado en llevar en esa posición a Gabriela Michetti, un poco porque es el consejo de su asesor ecuatoriano Jaime Durán barba que le dice que sólo así el PRO podrá realmente presentarse como “lo nuevo” y alejar el fantasma de la Alianza; y además, porque Macri le quiere despejar el camino en la Capital a su jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, elegido como su sucesor más confiable.

Sanz insistió en explicar que él ya había acordado el tema de la gran primaria opositora con Morales –que está con Massa- e incluso arriesgó: “Va a avanzar”.

Scioli no se desanimó y con su optimismo inoxidable le contestó: “Yo creo que lo mejor para ustedes es ir con Macri, pero sigamos en contacto y empecemos a trabajar puntos de acuerdo para un futuro acuerdo de gobernabilidad”.

La Política de Online

 

Los comentarios están cerrados.