Ciudad, Información General

Este verano el tren a Mar del Plata tardará menos: prometen un viaje de cinco horas y media

Bajará una hora y cuarto el tiempo a destino. En la modalidad con 12 paradas en estaciones, serán sólo 15 minutos más.

La temporada de verano está a la vuelta de la esquina y la Costa Atlántica se prepara para lo que esperan los operadores turísticos sean unos meses a todo motor. El dólar alto y la dificultad para viajar al exterior impulsan a que Mar del Plata, por ejemplo, sea vista con buenos ojos por los argentinos. Es por eso que desde hoy hasta marzo hay un nuevo tren directo que une Buenos Aires con La Feliz y que tarda una hora y cuarto menos que cuando se reinauguró el servicio el año pasado.

El tren es el mismo que el que circuló en todo este 2018, pero lo que cambia es lo que está por debajo, lo que no se ve: las vías. Los directivos de la compañía cuentan que ya se reemplazaron 20.800 durmientes, de un total de 30 mil que estaban con fisuras detectadas en los relevamientos. Este trabajo, junto con la reconstrucción de los pilares de los puentes sobre canal 1 y canal 9, en Dolores, permitió levantar paulatinamente áreas con velocidad “precaucionada”. Así se pudo reducir el tiempo.

Tren directo a Mar del Plata desde Constitución.
Fotos Emmanuel Fernández

 

Lejos estará de aquel plan ambicioso que prometía viajar de la Ciudad hasta la Costa en un tren bala o aquella famosa publicidad de los años ’50 con el que se promocionaba “El marplatense”, esa que decía que tardaba “cuatro horas y un ratito”. Ahora la formación demora 5 horas y media en su versión “directa” y 5.45 horas en su modalidad “tradicional” con las doce paradas intermedias.

Clarín viajó en la formación y comprobó que adentro el ruido que se oye permite dormir, se mueve poco y el espacio entre asientos es mayor al de la clase turista de un avión. Tiene aire acondicionado, baños en todos los coches y un salón comedor con doce mesas en las que se puede comer por precios más accesibles a los de un bar tradicional de la ciudad. Un pebete de jamón y queso a $ 70, sándwich de milanesa $ 90, un café $ 30 y una gaseosa por $ 50, entre una lista de más de treinta productos.

Hay también una biblioteca llamada “Sobre Rieles” que cuenta con 250 libros, en los que resalta la biografía de Maradona “Yo soy el Diego” o “After Dark”, del escritor Haruki Murakami, pero también hay de comidas, viajes y hasta para niños. Funciona con obras que fueron donadas por empresas y esperan que los pasajeros también puedan dejar el suyo. La gente los toma sin tener que abonar ni dejar nada a cambio y confían en que luego sean devueltos.

El valor del pasaje se fijó en $660 para los asientos en primera y $795 en pullman y será el mismo para ambos servicios. Esto representa un aumento del 29% respecto de los valores vigentes con lo que costaba a fines de noviembre.

En cuanto a la velocidad que alcanza la locomotora es de 120 kilómetros por hora en donde la situación de los durmientes está mejor. Pero desde Dolores hasta la Costa, existen 50 kilómetros (no en continuado) donde el estado de los mismos está peor, lo que provoca que por momentos la máxima sea de sólo 12 kilómetros.

Graciela y Tito son los abuelos de Dante, que tiene 6 años y que está rumbo a conocer el mar. Para los adultos es la forma de reencontrarse con el tren, cuentan que la última vez que viajaron a Mar del Plata por esta vía lo hicieron hace 30 años. Dicen que tardaba un poco menos, pero se hacía más difícil caminar: “Creo que es la mejor opción para viajar con chicos chiquitos que van y vienen”, dice Tito mientras Graciela compra en el coche comedor unas galletitas de dulce de leche.

“Durante muchos años no se hizo nada y cuando llegamos nos encontramos una situación desastrosa”, cuenta el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich y continúa: “Faltan obras y la idea es tratar de reducirle el tiempo, trabajamos todo el tiempo para eso. El tren pasa por 115 pasos a nivel y por eso es difícil llegar mucho más rápido. No hay que mentirle a la gente, la idea de un tren bala es impensada, lo mismo que hace 60 años cuando llegaba en poco más de cuatro horas. Las ciudades crecieron y la demografía es totalmente diferente”, explica.

Tren directo a Mar del Plata desde Constitución. El ministro de Transporte Guillermo Dietrich
Fotos Emmanuel Fernández

Guillermo Dietrich explicó que es difícil llegar a La Feliz en menos tiempo por la cantidad de pasos a nivel y la densidad demográfica. Fotos: Emmanuel Fernández

Los boletos pueden ser adquiridos en la página web (www.webventas.sofse.gob.ar) hasta el 31 de marzo, y tienen un descuento del 10% comprando a través de Internet, con tarjeta de crédito y débito; del 40% para jubilados; y del 50% para menores de 12 años, en tanto que los menores de 3 años que no ocupen asiento viajan gratis.

Fuente:  Diario Clarín

Los comentarios están cerrados.