Policiales

Escott afirmó que mató a Britez; le pidió perdón a la familia y a sus hijos

f620x350-335497_366515_15Walter “Titi” Escott, rompió el silencio este martes cuando declaró frente a la fiscal María Isabel Sánchez, donde reconoció que de manera accidental asesinó de un disparo en la cabeza a su mujer Valeria Britez y entre lágrimas aclaró “ninguna condena alcanzará para pagar lo que hice”.

Sin proporcionar datos sobre lo sucedido, el acusado se mostró apesadumbrado frente a la fiscal, y solo pidió perdón a la familia de su pareja y a sus hijos.

En la tarde de ayer mientras que la familia de la víctima lo increpaba antes de ser trasladado al penal de Batan, el asesino esbozó: “se me escapó el tiro”, provocando una andanada de insultos sobre su persona.

Escott quien cumplía con arresto domiciliario en una vivienda emplazada en Filiberto al 1700, después de discutir con Valeria, le efectuó un disparo en la cabeza delante de una de sus hijas de 14 años y se dio a la fuga. Luego de seis días con varios operativos para dar con su paradero, fue detenido en un Fiat Palio color negro con las luces bajas, después de un control de rutina, del cual también evadir.

Por su parte, los familiares de Britez manifestaron que el acusado sometía a la víctima a continuos simulacros de fusilamiento y es por eso que la mujer lo denunció por violencia de género.

Escott, quien continuará alojado en la Unidad 44 de Batan luego que la agente fiscal le imputara el «homicidio triplemente agravado por el vínculo, por violencia de género, y uso de arma de fuego».

Los comentarios están cerrados.