Ciudad, Información General

El surfer que violó la cuarentena no recuperó su camioneta

Federico Llamas fue detenido en Ostende por violar la cuarentena que era obligatoria para él por haber estado en Brasil, y pidió que le devolvieran su vehículo.

La Justicia rechazó el pedido de Federico Llamas, el surfer que quedó detenido por violar la cuarentena que era obligatoria para él por haber estado en Brasil, de que quedara sin efecto la orden de secuestro que pesa sobre la camioneta que manejaba el 24 de marzo pasado por la Panamericana, cuando lo pararon para un control a la altura de la Avenida Edison, en Martínez.

Llamas, de 27 años, está bajo arresto domiciliario en una casa de Ostende, partido de Pinamar, a la que llegó en su Ford Explorer después de que la policía lo escoltara hasta su hogar del barrio porteño de Flores para cumplir con el aislamiento obligatorio de 14 días necesario para comprobar que no se había contagiado de coronavirus Covid-19 en Brasil.

El fiscal de San Isidro Federico Iuspa señaló que no corresponde hacer lugar al pedido presentado por la defensa de Llamas para que recupere su camioneta dado que los abogados del hombre aseguraron que una vez decretado el aislamiento social preventivo y obligatorio, y con una custodia policial las 24 horas en la casa de Ostende, las medidas cautelares ordenadas dejan de tener un sustento.

Pero Iuspe entendió que la medida del Gobierno de instalar el aislamiento social preventivo y obligatorio por el avance del Covid-19 es «para los habitantes de la nación y para el imputado a partir de lo dispuesto por los dos decretos de necesidad y urgencia (260/2020 o 297/2020)» por lo que «nada tiene que ver con una medida cautelar, ni de carácter real ni personal».

Es decir, que la primera atañe a la salud pública al evitar que Llamas circule por la calle y propague el Covid-19, y la segunda sirve para garantizar el cumplimiento de un proceso colectivo de cuarentena.

Los comentarios están cerrados.