Política

El radical Mario Rodríguez cuestionó los dichos de Montenegro sobre la presencialidad en la escuela

Luego del debate que se dio este fin de semana por la vuelta a la presencialidad en las escuelas de la provincia de Buenos Aires, el ex concejal radical Mario Rodríguez se manifestó sobre las definiciones del intendente Guillermo Montenegro y cuestionó si es que en la ciudad están dadas las condiciones para el regreso de los chicos a los colegios.

“Ante la decisión del gobierno provincial del retorno a las clases presenciales, a partir del próximo miércoles, en todos los niveles educativos en los distritos del AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires), se ha instalado en nuestro municipio un lógico debate al respecto”, expresó Rodríguez.

“Entiendo como muy saludable que, en vez de polemizar públicamente al respecto, los funcionarios municipales expliquen debidamente si, en este tiempo, se han hecho todos los deberes para lograr la vuelta a una presencialidad efectivamente cuidada”, manifestó el referente del radicalismo local.

“Sería muy extenso contemplar todas las aristas, que requieren un abordaje desde lo pedagógico y psicosocial, pero también desde lo epidemiológico, en tiempos de pandemia. Solo me concentraré en inquirir en un par de cuestiones que son responsabilidad exclusiva del municipio”, manifestó.

“Cuando el Intendente afirma que, si por él fuera, las clases volverían mañana mismo, ¿es consciente de lo que sus palabras implican o es una afirmación más vinculada a un deseo personal o un anuncio de tipo electoralista?”, señaló.

Además, el ex concejal se preguntó si “¿están al tanto él y sus funcionarios de la cantidad de niños, adolescentes y adultos que utilizan el transporte público para llegar a los establecimientos educativos o creen que todos son llevados o llegan de manera particular? ¿Conocen fehacientemente el estado de las calles y los alrededores de los establecimientos?”.

También inquirió: “¿seguro que está todo en perfectas condiciones? ¿Nos quedamos absolutamente tranquilos que ya mismo podemos comenzar con una presencialidad plena, o habría antes que convocar a algunas instancias de diálogo respetuoso y trabajo fecundo, para ello?”.

“En el caso de los establecimientos educativos, como Jefe Político del Municipio, ¿tiene a mano el Intendente un diagnóstico certero del estado en el que se encuentran cada uno de ellos? No hablo sólo de los que son parte del Sistema Educativo Municipal, en los cuales tiene incumbencia directa, sino también los provinciales y hasta los de gestión privada”, relató.

“Si es cierto lo que se dice en campaña, hay que garantizar que todos tengan resueltas algunas cuestiones básicas. Para eso, como mínimo, debe haber una tarea conjunta y permanente, más aún en tiempos de pandemia, entre la Secretaría de Educación Municipal y la Presidencia del Consejo Escolar. Un informe común de ambas dependencias sobre el actual estado de cosas sería muy oportuno”, expresó el ex concejal.

“Insistiendo en el tema del transporte público, me preocupan sobremanera las exposiciones vertidas tanto por el secretario de Gobierno como por el subsecretario de Movilidad Urbana, al momento del tratamiento frustrado del pliego, cuando reconocieron que tienen ‘herramientas muy limitadas de control’ y que ‘20 inspectores son insuficientes para cumplir con determinadas pautas de control’”.

Por su parte, en lo atinente a los establecimientos educativos, “sería conveniente afectar parte de los millonarios recursos que ingresan por vía del presupuesto municipal, y los que llegan al distrito en concepto de Fondo de Financiamiento Educativo, a fin de colaborar en la mejora de los mismos (hablo de todos), y en aumentar los cupos del servicio alimentario escolar. También sería importante dotarlos de los insumos imprescindibles para garantizar condiciones sanitarias adecuadas y evitar contagios”.

“Párrafo aparte para bregar por la solución del conflicto que tiene en vilo a centenares de  alumnos y padres que reclaman por la restitución del boleto estudiantil en las líneas de colectivo de Costa Azul, y que ven vulnerada la posibilidad de acceder a la educación, ante la imposibilidad de afrontar los costos del valor ordinario del boleto”, manifestó Rodríguez.

Por último, el dirigente radical expresó que “entiendo que todas estas cuestiones sobre las cuales he discurrido, y otras, tienen que aclararse en el Concejo Deliberante pero, además, desde el Departamento Ejecutivo se deben propiciar o constituir ámbitos donde tratarlas, si de verdad queremos concretar una presencialidad efectivamente cuidada”.

Un comentario

  1. El sanisidrense fue el primero en cerrar escuelas el año pasado. están en “modo campaña”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*