Teatro

El público ovacionó el estreno de «Sacco y Vanzetti»

Sacco y Vanzetti saludoEn sus tres primeras funciones, entre ovaciones y con toda la platea aplaudiendo de pie, “Sacco y Vanzetti…” tuvo exitoso debut en el verano de Mar del Plata.

Las presentaciones que se sucedieron durante el último fin de semana del año demuestran que la obra ya se perfila como una propuesta única y se espera que repita el suceso cultural que marcó en Buenos Aires, con las actuaciones protagónicas de Fabián Vena y Walter Quiroz.

“Sacco y Vanzetti. Dramaturgia sumaria sobre documentos sobre el caso”, es una producción del Teatro Nacional Cervantes que se presenta de viernes a domingo a las 21 y los lunes a las 22 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium.

En tanto, otro dato significativo es la posibilidad que tiene el público de acceder a un espectáculo de jerarquía, dado que se establecieron entradas populares. Las localidades están a la venta $80, $100 y $120; mientras que los lunes se dispuso de una entrada general con valor único $60 para todas las ubicaciones.

Esta acción de política inclusiva a través del arte se logró por acuerdo impulsado por el Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires con las autoridades del Cervantes.

Cabe señalar que bajo la dirección de Mariano Dossena y con la autoría de Mauricio Kartun, “Sacco y Vanzetti…” cuenta con un elenco integrado por Fabián Vena, Walter Quiroz, Horacio Roca, Monina Bonelli, Maia Francia, Ricardo Díaz Mourelle, Jorge D’Elía, Alfredo Zenobi, Cristina Fernández, Daniel Toppino, Gustavo Pardi y Martín Urbaneja.

También está la actuación de los músicos en vivo: Paula Pomeraniec, Daniel Gilardi, Matías Grinberg  y Gaspar Scabuzzo, además de la voz en off  de Horacio Peña.

Síntesis argumental

Alentados por el sueño de la prosperidad en América, a principios del siglo XX, Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzzetti llegaron a Estados Unidos como tantos italianos.

Zapatero uno, vendedor de pescado el otro, se conocieron en los alrededores de Boston donde vivían humildemente soportando las condiciones laborales que imponía el sistema norteamericano en aquellos tiempos, sobre todo a los inmigrantes.

Pensando en reivindicaciones se unieron a un grupo anarquista. El 15 de abril de 1920 fueron encarcelados, acusados de asesinato y robo a mano armada. Durante el juicio no se aportaron pruebas contundentes que los inculparan, sin embargo fueron condenados a morir en la silla eléctrica. La sentencia generó protestas de grandes sectores sociales y el aplazamiento de la ejecución varias veces, pero el 23 de agosto de 1927 se hizo efectiva en Massachusetts.

Cincuenta años después, Mitchell S. Dukakis, entonces gobernador de ese Estado, rehabilitó la memoria de los dos italianos y reconoció formalmente que Sacco y Vanzetti eran inocentes.

 

Los comentarios están cerrados.