A Newsletter, Ciudad, Información General

El Municipio desarticuló 20 fiestas clandestinas de las que participaban más de 1200 personas 

 

blank

Intensa actividad en los operativos de control. En Daprotis y la Costa se constató la presencia de más de 600 personas. También se controló la venta de pirotecnia sonora en distintos puntos de la ciudad.

La Municipalidad de General Pueyrredon, por medios de distintas áreas, realizó operativos de control durante la noche del 31 y las primeras horas del 1 de enero.

En cuanto a fiestas clandestinas, se recibieron 70 denuncias, de las cuales 20 fueron eventos ilegales desactivados por personal de la Secretaría de Seguridad de la comuna junto a Inspección General. En algunos de esos eventos se tuvo que pedir la intervención de la policía, debido a cantidad de asistentes.

Según los informes, más de 1200 personas fueron detectadas participando de estas fiestas. De todas las que formaron parte del operativo, se destacó la intervención en Daprotis y la Costa (donde fueron retirados más de 600 participantes). En Libres del Sud al 1100 se encontraron 300 personas, todas ellas menores de edad

También se desarticularon reuniones en Lijo López al 7800 (70 personas), Alvear al 3800 (60), Estrada y Pirán (140), Chubut al 2600 (50), Kraguievich al 5800 (65) y Derqui 651 (45), entre otras.

Por otra parte, Inspeccion general estuvo trabajando en el control de consumo de alcohol en vía pública en el acceso a Playa Grande. Se estableció un puesto en la entrada principal impidiendo el ingreso de bebidas alcohólicas a la playa.

En consecuencia de los controles de alcoholemia se secuestraron 12 autos y 3 motos.

 

Secuestro récord de pirotecnia

Desde que salió la ordenanza que prohíbe la venta de pirotecnia sonora en General Pueyrredon – en diciembre de 2019- en la jornada del jueves secuestró récord de productos de este tipo: en distintas intervenciones fueron detectados 3300 kg de varios artículos sin autorización, de los cuales 1300 fueron secuestrados y trasladados a otro lugar.

Las 2 toneladas restantes fueron intervenidas, esto significa encintadas e inmovilizadas en el lugar hasta la intervención de la Justicia.

El operativo controló todo el perímetro de las avenidas Jara, Colón, Luro y Libertad, verificando que los comercios no estén realizando venta ni exhibición de artículos pirotécnicos.

Por otro lado se destinó un  grupo de inspectores  destinados a cubrir la zona Norte, controlando la venta de pirotecnia tanto en comercios, cómo vía pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*