Portada

Mala señal: El consumo de las familias es similar al de plena pandemia

 

El estancamiento en el consumo que habían adelantado consultoras e informes privados fue confirmado ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo precisó que entre enero y octubre de 2021 las ventas por volúmenes en supermercados registraron una leve variación de 0,7% respecto del mismo período del año pasado, lapso atravesado por la cuarentena.

La cifra resulta preocupante ya que durante enero y octubre de 2020, las cantidades vendidas en supermercados habían avanzado en el mismo porcentaje con relación a 2019. Esto indica que el confinamiento no había derivado en un mayor consumo masivo.

De allí que la mejora de este año no resulta significativa en función de la base de comparación.

Otro indicador del stress que muestran las ventas en los principales centros es venta es una facturación total por debajo de la inflación.

Según el INDEC vendieron tickets por  $1.145.824,2 millones, 45,4%por encima de los diez primeros meses de 2021, algo más de cinco puntos por debajo de la inflación.

Cabe puntualizar que los supermercados fueron los principales puntos por los cuales se canalizaron los programas del gobierno como “Precios Máximos”, “Precios Cuidados”, etc.

Los informes privados apuntan a la inflación y a la incertidumbre general sobre  la evolución de la economía como responsables del estancamiento.

No obstante, cabe apuntar que en los últimos meses se verificó un quiebre en la tendencia con alzas interanuales de 6,2% en septiembre y 5,2% en octubre que pueden hacer cambiar el panorama.

..

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*