Ciencia y Salud, Ciudad, Información General

Estudio de UFASTA: El 81 % de los estudiantes universitario se automedica

En el marco de la celebración del  Día Mundial de la Salud, la Facultad de Ciencias Médicas de la  Universidad FASTA,  realizó un estudio  con el  fin de conocer  el comportamiento de los estudiantes  universitarios de la ciudad de Mar del Plata frente al consumo de antibióticos. Participaron las cátedras  de Salud Pública   e  Introducción a la Investigación de la carrera de Medicina; el relevamiento de datos lo realizaron los estudiantes;  el  Observatorio de la ciudad colaboró en el análisis estadístico y  el análisis e interpretación  corresponde al  Doctor Santiago  Dejo.

La muestra, 366 estudiantes universitarios  de la ciudad, estuvo conformada por un porcentaje algo mayor de mujeres que de varones.   Y se concentró dentro del rango  etáreo entre los 18 y 25 años en un 89%, como era previsible debido a  la población considerada.

El 56% de los estudiantes pertenece a carreras  vinculadas a las Ciencias Médicas. El resto de los estudiantes se  distribuyen entre las carreras Abogacía (8%), Comunicación Social (6%), Contador público (6%), Psicología (3%), Arquitectura (3%), Diseño industrial (1%), Martillero y Corredor público (1%). En porcentajes menores se vieron representadas las carreras de Bioquímica, Administración de empresas, Profesorado de Inglés, Turismo, Ingeniería, Profesorado de Geografía, Profesorado de Historia, Lic. en Recursos Humanos, Lic. en Marketing, Lic. en Ciencias de la Educación, Traductorado público, Profesorado en Educación Física, Psicopedagogía, Servicio Social, Relaciones internacionales, Lic. en Economía, Periodismo, Tecnicatura en publicidad, Diseño grafico, Terapia Ocupacional, Agronomía, Sociología, Biología, Técnico superior en medio ambiente, Letras, Lic. en alimentos, Fotografía.

El 69% cursa los  dos primeros años de la carrera, el 27%  en cursos avanzados y el 4% no especificó dado que cursaban materias distribuidas en distintos años.

Se consultó si tienen cobertura médica y el  95% de los estudiantes respondió afirmativamente.

En cuanto al consumo de  medicamentos sin prescripción médica y específicamente el de antibióticos sin receta,  el 81% de los encuestados consume remedios sin prescripción médica, y de este porcentaje el 67% consumió antibióticos sin receta.

El porcentaje de 81% de automedicación en los encuestados  resultó  mayor al esperado, teniendo en cuenta  que en Argentina en mayores de 18 años es de alrededor del 50%. El porcentaje de automedicación con antibióticos fue del 67%. No se observó una diferencia relevante respecto a la automedicación entre estudiantes de ciencias de la salud  y otras carreras (84% vs 86%).  La hipótesis de que los estudiantes de ciencias de la salud  tienen un comportamiento más racional no se pudo corroborar. Ahora bien, es preciso señalar  que  podría deberse a un sesgo en la muestra, ya que el 69% de los participantes cursaba los primeros años de la carrera (primer y segundo año) y no han cursado aún farmacología ni materias clínicas.

En cuanto a los motivos por los cuales se automedican con antibióticos la mayoría (72%) considera  que no es necesaria la consulta  médica. En este punto nuevamente se observa falta de información sobre las indicaciones de los antibióticos. Consumieron antibióticos por gripe (41%), dolor de cabeza (32%) y resfrío (28%), ninguno de estos problemas tiene indicación de tratamiento con antibióticos. El 35% lo hizo por fiebre y el 13% por dolor de garganta, que si bien son situaciones en las cuales podría ser necesario el tratamiento con antibióticos la indicación debe ser realizada por un profesional. Los antibióticos son útiles para determinado tipo de infecciones y sólo si se selecciona el antibiótico, la dosis y duración de tratamiento adecuadamente. Es por esto que la venta de antibióticos debe realizarse siempre bajo receta.

En relación a los lugares donde adquieren los medicamentos, el 61% lo hizo en una farmacia. En Argentina el 30% de los medicamentos de venta bajo receta se venden sin la prescripción médica correspondiente. Si bien en la provincia de Buenos Aires sólo las farmacias están legalmente habilitadas para expendio de medicamentos, el 20% de los medicamentos se adquiere fuera de las mismas: quioscos, mercados, estaciones de servicio, gimnasios, a través de Internet. En estos lugares es también frecuente la venta por unidades sin prospecto, sin fecha de vencimiento ni almacenamiento adecuado. El control de calidad de los medicamentos en este circuito paralelo es difícil e infrecuente.

Sin lugar a duda la automedicación representa un grave problema de salud. La responsabilidad es compartida entre el usuario, el comerciante (que en muchos casos las vende sin exigir la receta) y el Estado (que debe reglamentar y controlar el expendio de medicamentos, la publicidad sobre los mismos y realizar campañas de educación de los pacientes).

“Como institución universitaria y en particular las cátedras de ciencias de la salud tenemos el compromiso de contribuir a mejorar la situación actual en cuanto a la automedicación irresponsable. En ese sentido la actividad realizada para el día mundial de la salud cuyo lema fue “Resistencia a los antimicrobianos: si no actuamos hoy no habrá cura mañana”, y la realización de este estudio es un punto de partida para ello”, finalizó el doctor Santiago Dejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*