Política

Dilatan juicio a Scioli: en el Hermitage está en su casa y se mostró como anfitrión ante AF y CFK

blank

La mega causa de la corrupción que tiene a Daniel Scioli como protagonista excluyente durante sus mandatos como gobernador bonaerense, cayó en una maniobra de dilación cuando era inminente el comienzo del juicio impulsado por el fiscal Álvaro Garganta.

La jueza María Inés Garmendia fue separada de la causa por su presunta falta de imparcialidad que adujeron los abogados de Daniel Scioli. Empresas constructoras, Instituto de Lotería Provincial, IOMA, ABSA y otros organismos estatales aparecen en los expedientes vinculados a diversas irregularidades por el manejo de cajas negras con recursos públicos que impactan directamente sobre Mar del Plata, como lo manifestara a mdphoy.com , el fiscal Álvaro Garganta, todavía sorprendido en 2017 por el cúmulo de pruebas colectadas, que obligó a desglosar la investigación en una causa principal  y otras residuales, éstas últimas comprendidas en la ruta de la corrupción en Mar del Plata.

blank

“Alberto Fernández y Cristina Kirchner esperan para el acto de cierre, en Mar del Plata, hospedados en el Hotel Hermitage. Adivinen quién se quedó con la suite presidencial” comentó el periodista del diario La Nación, Gabriel Saued, en su cuenta de Twitter. Esto fue durante el cierre de la campaña del Frente de Todos aquí en la ciudad, cuando Alberto y Cristina fogoneaban la boleta completa para que Fernanda Raverta pudiera ser intendente.

El tema es que la mayoría de los seguidores de Saued se quedaron con el chusmerío del  secretito de alcoba y se hicieron el día burlándose, otra vez, sobre cómo Alberto sigue siendo un edecán de la señora, que mantiene sus placeres de mandataria. Claro, para los marplatenses ese detalle es irrelevante porque lo que verdaderamente sobresale allí es que los líderes del frente que lucha contra los poderes enquistados en nuestra pobre patria se hospedaron en… ¡el hotel de Florencio Aldrey Iglesias!

blank

Mirá que hay hoteles en la ciudad como para terminar hospedándose en la casa del gallego. No sé, ¿algún amigo sindicalista no puede darles en canje alguna habitación? Capaz que no tenían efectivo y Aldrey trabaja con débito y crédito.

En fin, Florencio, que desde que Carlos Arroyo asumió como jefe comunal regresó al lugar que mejor maneja (las sombras, las tinieblas), se convirtió en huésped ejemplar con la ilusión de volver a aparecer en los grandes eventos de la ciudad: la tirada de la primera bola del año en el casino, por ejemplo. Aunque suponemos que lo deben alentar otros intereses más profundos, más si tenemos en cuenta que su querido Daniel Scioli regresó a las primeras planas alentado por don Alberto. Con tantos regresos desde las sombras esto parece una de zombies…

blank

Como en los viejos tiempos, Danielito se paseó por Mar del Plata y se mostró feliz ante la vuelta.  En su visita, hizo lo que habitualmente hace cuando viene a la ciudad: ser entrevistado por La Capital, como en esta nota donde inocentemente posa con el letrero del Paseo Aldrey de fondo (https://www.lacapitalmdp.com/scioli-me-parece-un-acierto-que-el-cierre-se-haga-en-mar-del-plata/ ), y dejar alguna frase en la que demuestra su capacidad de ser servil a la causa.

Nada que no conozcamos. El futuro no puede ser otra cosa más que prometedor…

No obstante, la realidad una vez más se empeña en exhibir cómo se persigue la impunidad. “Una movida para salvar a Scioli” es el título de una nota que lleva la firma de Ricardo Roa, editor general adjunto y responsable del área digital de Clarín.

En la misma expresa:

Raro pero real: en Buenos Aires apartan a una jueza cuando iba a enviar a juicio a Scioli y varios ex funcionarios.

Y dice lo siguiente:

Prepárese: esta es una historia que mezcla políticos, jueces y negocios. Gente conocida y muy conocida y una corrupción de la grande con plata del Estado. Es la historia de una causa o de una megacausa repleta de pruebas que podría derrumbarse con el triunfo del cristinismo. La historia vale la pena aunque pueda causar pena.

Los personajes centrales son el ex gobernador Daniel Scioli y buena parte de la plana mayor que lo acompañó y que manejaba la red de cajas negras de la Provincia. Una jueza, María Inés Garmendia, que acaba de ser apartada con argumentos jurídicos que encubren intereses poco o nada jurídicos y el juez de Casación que a pedido de Scioli la apartó: Mario Kohan. Fue nombrado por Scioli y responde a su vecino de Tigre Sergio Massa, que en esto jura que no tuvo nada que ver. Kohan fue amigo del fiscal Nisman, quien le envió mensajes los días previos a su muerte. Otros tiempos. Los nuevos aires que tras la elección más que aires parecen vientos, soplan en Comodoro Py y soplan en la Justicia bonaerense. Después de Scioli, encabeza la lista de acusados Alberto Pérez, que como jefe de Gabinete empezó a revelar una inclinación de marchand. Su colección de cuadros de nuevo rico es envidiada por galerías. Y está el recaudador de los dos, Walter Carbone, famoso por la caja fuerte con panza de dragón que le descubrieron en su lujosa casa del country Abril donde también vivía Pérez. ¿Qué dijo Carbone? Que la casa era herencia de su suegra. Un clásico.

Otro personaje de esta historia es Guillermo el Gordo Scarcella, el cajero menos conocido de Scioli. Se ganaba la vida como profesor de tenis y el gobernador lo puso al frente de Aguas Bonaerenses. Tampoco puede justificar cómo hizo la plata que hizo. Para zafar o para intentar zafar, declaró que no era funcionario porque la estatal ABSA es una sociedad anónima. Otro es el empresario Juan Carlos Mancinelli, enredado en las maniobras con facturas truchas y ex director del equipo La Ñata Sporting Club de Scioli. Hay más basura descubierta en el IOMA, el área de salud y las cooperativas truchas en Desarrollo Social.

La investigación llevó años, ocupa 86 cuerpos y eso pese a que el fiscal Alvaro Garganta prefirió dejar para otra causa y por cuestiones probatorias otras denuncias. Garmendia iba a elevarla a juicio pero por los diarios se enteró que los jueces Kohan y Natiello la habían sacado del medio. Desempolvaron el recurso que los abogados de Scioli habían presentado un año antes y que la Cámara había rechazado. Lo dieron vuelta con el argumento de los abogados de Scioli de que Garmendia no había sido imparcial. Todo a la medida de las necesidades de Scioli. Y todo raro o más que raro fue equiparar la actuación de la jueza a una sentencia cuando no hubo una sentencia. La actuación de la jueza no perjudicó a nadie. La actuación de los jueces de Casación beneficia a los acusados.

¿Qué viene ahora? Aprovechando la supuesta parcialidad de Garmendia, los abogados de Scioli buscarán tumbar todas las pruebas contra Scioli que puedan. ¿Fin de la historia?

5 Comentarios

  1. Otra vez veremos a estos delincuentes

  2. Pululando en nuestra bella ciudad??

  3. Y si este es el pais de la joda de la corrupcion es una verguenza

  4. que capo.cuando parecia q le fallaba el traje de amianto revivio de las cenizas…el inmortal que le dicen…

  5. Ese tendría que ir preso, junto con sus cómplices locales…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*