Política

Deuda: Argentina recibió tres contraofertas de bonistas a una semana del cierre de las negociaciones

Así lo confirmó el Ministerio de Economía, quien ratificó la continuidad del «diálogo constructivo» para alcanzar un acuerdo sostenible con los acreedores.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, recibió este viernes tres contraofertas de canje de la deuda externa de parte de los bonistas realizada 22 de abril, según se informó oficialmente desde la cartera; y junto a su equipo y asesores financieros están analizando las características de las propuestas y sus implicancias para el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública.

«El gobierno argentino y los acreedores de la República continúan el diálogo constructivo en pos de alcanzar un acuerdo sostenible en el proceso de la reestructuración de la deuda pública externa», informaron desde el Palacio de Hacienda.

Argentina extendió las negociaciones hasta el 22 de mayo y de esa forma abrió las puertas para que los bonistas presenten sus propuestas siempre que se adapten al criterio de sustentabilidad del Gobierno y hasta del FMI.

Argentina propone canjear 66.238 dólares en bonos emitidos bajo legislación extranjera por otros títulos con vencimiento a 20 años. Además, no pagar ni capitales ni intereses hasta el 2023, y ese año abonar una tasa del 0,5%, que iría creciendo “hasta niveles sostenibles”, dijo Guzmán al presentar la oferta.

El canje de deuda incluye una fuerte quita del 62 por ciento en los intereses y una del 5,4 por ciento para el capital.

La nueva fecha del 22 de mayo para cerrar la negociación coincide con el día en que Argentina podría caer en default ya que vencen los 30 días del período de gracia para el pago de 503 millones de dólares de cupones de tres bonos Global.

Argentina también negocia cómo pagar otros 44.000 millones de dólares que le debe al FMI, a los que se suman 2.100 millones de dólares al Club de París, y unos 6.000 millones de dólares de títulos en dólares emitidos bajo legislación local.

En una videoconferencia organizada por el Consejo de Relaciones Internacionales (Council on Foreign Relations, en inglés), Guzmán había explicado que “el éxito para Argentina significa alcanzar un acuerdo sostenible, con el que podamos comprometernos y cumplir”.

Hasta el momento el ministro sólo tenía el escrito de Blackrock, que no se adecuaba a los requisitos básicos. A esa se había referido cuando dijo: “Sólo recibimos una contraoferta, que no está alineada con los principios de sustentabilidad. La conclusión es que la deuda no sería estable y la economía no sería capaz de estabilizar. Sabemos que los acreedores estuvieron trabajando duro para presentar una alternativa. Estamos abiertos para escuchar; queremos escuchar las alternativas”.

Fuente: INFOCIELO

Los comentarios están cerrados.