Ciudad

Detectaron un 17 % de empleo no declarado en hoteles boutique

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) realizó diferentes procedimientos de alcance nacional en 114 hoteles boutique. El resultado fue de 896 empleados relevados, de los cuales 17 % (152) estaban sin declarar. Además se labraron 24 infracciones que pueden derivar en clausuras o multas.

En los operativos conjuntos participaron 300 agentes de la AFIP dependientes de la Dirección General de los Recursos de la Seguridad Social y de la Dirección General Impositiva, quienes controlaron las normas de facturación y realizaron el relevamiento de personal.

De esta manera se complementaron las tareas de investigación que el organismo llevó a cabo sobre el rubro que experimentó un incremento de inversión del orden del 52 %, de facturación del 135 %, y de personal ocupado en un 37 %.

Los hoteles boutique crecieron en los últimos años frente al auge del turismo en la Argentina. Se trata de espacios chicos, con pocas habitaciones, caracterizados por un clima hogareño combinado con los últimos detalles de diseño y servicios de excelencia.

El barrio más elegido para este tipo de emprendimientos es el de Palermo, siguiéndole Las Cañitas, Recoleta y San Telmo. No obstante se observa que se han extendido a distintos puntos turísticos del país, destacándose Salta, Mendoza y Bariloche. Este mercado se encuentra básicamente sostenido por turistas extranjeros que pagan entre u$s 150 y u$s 400 por día.

Remate de joyas

Por otra parte, se informó que la AFIP secuestró más de 3 kilos de joyas de oro de 18 kilates, valuadas en casi 500.000 y la Justicia Federal autorizó la subasta que se realizará el jueves en Córdoba. Lo recaudado se destinará a Rentas Generales de la Nación.

Las joyas subastadas fueron incautadas a un comerciante hotelero argentino radicado en Ecuador, cuando intentaba ingresar al país por el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Durante el procedimiento, los investigadores interceptaron al hombre que había arribado en un vuelo procedente de Panamá.

El personal aduanero revisó el equipaje del viajero, sin hallar ningún elemento sospechoso. Luego requisó al pasajero, quien sorpresivamente extrajo una bolsa en la que transportaba las joyas de contrabando y se las entregó a los inspectores. Luego de recibir el paquete, los investigadores continuaron revisando al pasajero y encontraron más joyas disimuladas en envoltorios ocultos en su cinturón, en los zapatos y en las medias.

El Código Aduanero Argentino, para el delito de contrabando simple además de la prisión de dos a ocho años, prevé otras sanciones accesorias como la confiscación de la mercadería, una multa de 4 a 20 veces su valor en plaza y otras inhabilitaciones.

La causa esta en manos de la Justicia Federal de Córdoba que ha autorizado la realización del remate de las mercaderías secuestradas.

Los comentarios están cerrados.