Política

Declaró en Dolores el ex montonero y empresario Mario Montoto

blank
Mario Montoto y el intendente de La Matanza Fernando Espinoza en el aniversario de la editorial TAEDA. Foto: Mario Quinteros

En su testimonio, dijo que el falso abogado le envió informes sobre PDVSA, el narcotráfico y otros temas vinculados a cuestiones de seguridad. Y que luego los reenviaba a otras personas. Confirmó que le contó que asesoró al ex candidato presidencial Alberto Olmedo.

Ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, el ex dirigente Montonero y actual empresario Mario Montono dijo que es amigo del fiscal Carlos Stornelli y que varios “informes reservados”, como por ejemplo la entrevista al ex directivo de PDVSA Gonzalo Brusa Dovat, el falso abogado Marcelo D’Alessio los compartió con él y otros a través de mensajes de Whatsapp. El empresario del rubro seguridad afirmó que el falso abogado «no es un ilustre desconocido» porque su padre preside una conocida consultora política y su tío era el camarista Andrés D’Alessio. Negó haber presentado a D’Alessio con la ex ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, como decía el ahora procesado. Además, como había sido “director de ENARSA” durante el gobierno de Cristina Kirchner, no tenía por qué pedirle el título de abogado.

Ante una pregunta sobre el tema PDVSA, comentó que “(D’Alessio) me mando, que me mando whatsapp con esta información y también recuerdo que no solo a mí sino que a varias personas le mando exactamente el mismo contenido”. “La idea que a mi después me queda de muchas de sus comunicaciones con mi whatsapp le cambian el destinatario y mandan exactamente lo mismo a varias personas”, añadió. En cambio, para el juez era información reservada que se manejaba exclusivamente entre los miembros de la asociación ilícita que supuestamente comandaba D’Alessio. Dijo descreer de que D’Alessio haya viajado a Venezuela a hacer “extracciones” (rescates) de personas de la embajada de Estados Unidos porque, al mismo tiempo que decía estar en Caracas “se lo vio con su familia en Mar del Plata”.

En el mismo sentido, contó que D’Alessio le mandó un supuesto informe del comisario Ricardo Bogoliuk -otro de los procesados en la causa- con los datos de un automóvil vinculado a Brusa Dovat, entre cientos de chats, fotos y videos. También que le mandó informes sobre el grupo de narcotráfico brasileño conocido como Primer Comando de la Capital. Contó que en abril perdió su teléfono y que ahora se había comprado otro.

Montoto declaró como testigo en septiembre y su testimonio se conoció recientemente y el mes pasado el juez de Dolores procesó a Stornelli como supuesto miembro de una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal y las extorsiones. El ex jefe de seguridad de Mario Firmenich se quejó porque algunos medios y periodistas K, como Horacio Verbitsky, lo presentaron como “el jefe” de D’Alessio con supuestos vínculos con la Mossad de Israel.

Al preguntársele cómo lo conoció, respondió: “Nació como una relación vinculada a pretensiones, yo llamaría laborales, porque a mí me lo presenta el periodista Eduardo Feinmann. Uno de los propósitos principales de D´Alessio era que una revista DEF que tiene la editorial que yo presido pudiera hacerle un reportaje, ya que él se presentaba en ese momento como un especialista” en narcotráfico, explicó.

En su declaración de 75 páginas, cuando se le mostró un video que le envió D’Alessio con un operativo de la Gendarmería en una villa miseria de la Capital y el falso abogado le contó que tenía “un informante en cada villa”, dijo que “es parte de su campaña de autopromoción para ocupar un lugar este, un lugar en el Estado”.

Sobre la forma de D’Alessio de vincularse, comentó que “la realidad iba demostrando que no era amigo ni conocido de todos. Lo mismo ocurrió con, con el Dr. Stornelli. El conocimiento no databa de tanto tiempo y me parece que era un método de aproximación. En mi barrio se dice conocido en París por famoso en Japón, cuando uno está en Japón es muy famoso en París y cuando uno está en París es muy famoso en Japón”. Ratificó que une vez D’Alessio le contó que iba a viajar a Uruguay pero no vinculado a un informe sobre el intento de vender cemento iraní a la Argentina, sino «con PDVSA».

Al ser consultado si D´Alessio alguna vez le dijo si aspiraba ocupar algún cargo en la Agencia Federal de Inteligencia, respondió “Sí, sí, sí la AFI. Entre otros organismos”. Precisó que su pretensión “siempre fue pareja para todos los organismos y que lo podría hacer hasta ad honorem”. También que le contó que fue asesor del ex candidato presidencial Alberto Olmedo y que él no quiso participar porque en los noventa se retiró de la política.

Al mostrársele fotos que le envió D’Alessio con un fusil moderno, contó que “él sabía perfectamente bien que yo soy un aficionado. Mi afición nació cuando yo tenía 11 años y salí sub campeón por el Club Gimnasia y Esgrima de La Plata en tiro de fusil” y que por eso lo invitó al Polígono de la Policía Federal. “Él era un gran estudioso de los gustos personales, porque también era una forma de acercase este o de poder llegar más a las personas, y si mal no recuerdo una vez me mando eh una foto de de de un arma o que él estaba tirando como vestido de de uniforme”, puntualizó.

Confirmó que unos días antes de ser detenido en febrero pasado, D’Alessio lo llamó para advertirle que Bogoliuk “le había hecho una cama” con el “productor agropecuario jubilado” Pedro Etchebest.

Fuente: Clarín

Un comentario

  1. dos buenos muchachos …este montoto y el dorima de magario…