Política

De la Torre se aleja de Vidal: ¿cimbronazo local en ciernes?

blank

Joaquín De la Torre quien impulsara un instructivo del corte de boleta, en detrimento de la fórmula Macri – Pichetto en las últimas elecciones presidenciales, se aleja del armado político de María Eugenia Vidal, a través de quien había ingresado con tropa propia a Cambiemos. Esto podría provocar, aunque no en el corto plazo, un cimbronazo en el orden local.

Un peronista clásico, de los llamados barones del conurbano bonaerense, ahora está dispuesto a pegar otro salto en su raid político, despegándose de Vidal. Tal vez ahora se explica y puede observarse con mayor claridad, la tan mediática como desubicada aparición pública, en la cual de manera ordinaria demandó a través de medios periodísticos, el cumplimiento de un pacto pre electoral, al intendente Guillermo Montenegro, reclamando cargos, que fueron concedidos, en su elenco de gobierno.

De la Torre en la gestión vidalista, fue funcional a la operación desestabilizante que partió desde la propia gobernación bonaerense, y que fue ejecutada a través del multimedios La Capital, para frenar la candidatura del ex intendente Carlos Fernando Arroyo, quien además de sus propios errores debió afrontar una tormentosa campaña adversa.

La comprometida victoria electoral de Guillermo Montenegro, (menos de 10.000 votos de diferencia sobre Fernanda Raverta)  sumó otra perla hace pocas horas, la llegada a la Casa de Mar del Plata en Capital Federal de Mariano Mohadeb, un residual del “denarvaísmo”. El también ex funcionario de Vidal, desde la Secretaría de Medios de la Provincia, apuntaló sin descaro la costosa campaña a la intendencia de Mar del Plata.

Todo cierra. En principio, Mohadeb tenía reservada la estratégica presidencia del EMTUR, pero en ese momento se adujeron razones personales y de salud para no aceptarla, ocupando su lugar Federico Scremin, fruto de la provocadora bravuconada del ex intendente de San Miguel.

De La Torre ya había “patoteado” al ex intendente Arroyo reclamándole para su agrupación ¿en nombre de Vidal?, las esenciales secretarías de Gobierno y Hacienda de la Municipalidad, pero en esos casos no corrió la misma suerte.

Ahora según publica LPO, “Joaquín De la Torre, quien fuera ministro de la ex gobernadora, comenzó a tomar distancia de Vidal para trabajar en el armado político de Juan José Gómez Centurión, quien fuera candidato presidencial en la polarizada elección de 2019 logrando superar la primaria de agosto.

blank

Más que políticos, la salida del ex intendente de San Miguel tiene que ver con cuestiones ideológicas y religiosas, vinculadas a la discusión del proyecto de ley de aborto.

Según pudo saber LPO, De la Torre considera que Vidal no batallará contra esa iniciativa del gobierno, más allá de que se pronunció en varias oportunidades en contra de la interrupción voluntaria del embarazo. Además, viene planteando cierto disgusto por la cantidad de «verdes» que rodean a la ex gobernadora.

Por eso, junto a Gómez Centurión, el ex intendente buscará liderar una resistencia al proyecto de ley que impulsa el propio Alberto Fernández y desde allí apuntalar un proyecto político.

La discusión por una ley de aborto atraviesa a De la Torre, su rechazo a esa iniciativa es acérrimo. Al punto que en el debate parlamentario de 2018 llegó a cruzar al entonces ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, por respaldar el proyecto de ley que luego no lograría los votos en el Senado.

Desde el entorno de De la Torre dijeron que cada vez tienen «diferencias más profundas» respecto a la mirada que tienen en Cambiemos sobre algunos temas como «la promoción del progresismo cultural», un eufemismo para referirse al aborto. «Primero por íntimas convicciones, y segundo porque es ir a disputar un electorado que ya tiene dueño: el kirchnerismo».

Además, agregan que las diferencias principalmente radican en «la posición porteña y centralista que muchas veces tienen en el espacio sobre algunos temas en los que se desestima la mirada federal que esta puesta en interior del país».

De la Torre tiene un vínculo personal y muy cercano con Vidal. Eso lo llevó a ser el parte del gobierno provincial siendo un histórico del peronismo del Conurbano. Sin embargo, dentro del gabinete las cosas no le fueron fáciles con ministros refractarios al peronismo.

Su cargo fue el de ministro de Gobierno, sin embargo en los hechos, ese rol lo ocupó Alex Cambpell, el subsecretario de Asuntos Municipales. Campbell y De la Torre tuvieron muchos roces durante el gobierno anterior.

De la Torre chocó además con algunas cuestiones de forma, que ordenaba Jaime Durán Barba. El ex ministro enfrentó algunas metodologías y resistió su estilo más cercano al peronismo.

De confirmarse, la salida no tendría en principio demasiadas repercusiones en el balance de bancas de la Legislatura. Catalina Buitrago llegó a Diputados, por pedido del ex ministro y se sabe que la discusión por el aborto no tiene réplica en el Congreso provincial”.

 

Notas vinculadas:

Joaquín De la Torre envió a su hermano a recorrer la provincia y podría ser candidato por fuera de Cambiemos

Joaquín De la Torre bolilla negra entre ministros nacionales y provinciales

De la Torre se suma a los críticos y tiende puentes con Monzó

Desertores con ADN: ministro De La Torre y senador Fiorini

De La Torre es un doble agente en CAMBIEMOS, un espía e infiltrado: Fiorini y Kicillof

De la Torre se borró después de las PASO y en Cambiemos le pasan factura

Los comentarios están cerrados.