-Boletín-, Portada

Cuestión económica: El cura de Maipú era acosado por una heredera única

Sólo el obispo de Chascomús Carlos Malfa cubrió a través de una carta la anormal situación vivida en la vecina ciudad de Maipú. La inesperada ausencia de un cura párroco que se desempeñaba en la iglesia de esa localidad, se constituyó en una de las noticias de mayor impacto a nivel nacional durante el fin de semana.

El mismo Malfa había designado a Ludovis Enrique Navarro León en agosto de 2021, para reemplazar al padre Julio Aguilar quien fue trasladado a San Clemente de Tuyú.

De acuerdo a la información a la que se ha podido acceder, el origen de esta situación está vinculada a la entrega de una suma aproximada de $US 20.000.- que una devota de la iglesia católica de Maipú, le entregó al cura Ludovis Enrique Navarro León. La mujer en cuestión de 90 años de edad tiene a una sobrina como única heredera, y ésta sintiéndose afectada por el uso del patrimonio que le corresponde a futuro, comenzó a increpar al sacerdote. No debería extrañar que la importante suma de dólares haya sido tomada como una donación, ya que no existen denuncias formales de damnificados por robo, hurto o estafa.


Hubo maltrato, acusaciones racistas que no se compadecían con la conducta de la anciana, que durante mucho tiempo había efectuado aportes económicos a la iglesia de esa ciudad. Navarro León había comprado un auto que luego vendió, haciéndose del dinero con el cual desapareció junto a su hermana y su sobrino que también residían en Maipú.

Se cree que Navarro León de nacionalidad venezolana, ahora partió hacia su tierra natal y previo a su llegada a Argentina ya se había marchado de Perú, por haber sufrido algunos maltratos relacionados con prácticas racistas.

El cura párroco de Maipú había ofrecido misas de hasta 2 horas de duración, una modalidad no tan frecuente en esta época y en algunas de las ceremonias hacía prácticas de sanación. La donación de bancos en las capillas, imágenes de vírgenes y santos son donados a distintas iglesias, por parte de quienes tienen disponibilidad y son fieles de la Iglesia Católica.

Sin ir más lejos, el propio obispo Gabriel Mestre manifestó que dio una misa de Acción de Gracias en la Iglesia Santiago Apóstol en nuestra ciudad, refiriendo la calidad de donante de Florencio Aldrey Iglesias del edificio que ocupa la capilla, cuando el último 25 de mayo se celebró la fiesta patria, los 25 años de la donación y un nuevo aniversario del diario La Capital.

Deja un comentario