Portada

Cristina tenía un pólipo uterino benigno y su recuperación es favorable

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner evoluciona de manera “favorable” tras la cirugía a la que fue sometida este jueves, altiempo que “tras una evaluación macroscópica” se le detectó un “pólipo uterino” de “características benignas”.

Estas fueron las conclusiones del segundo parte médico que difundió esta tarde el Sanatorio Otamendi, en el que se consignó que la titular del Senado se encuentra “en buen estado general y con buena recuperación de la anestesia”.

Además de los pólipos uterinos, otras causas que motivan este tipo de prácticas quirúrgicas son la presencia de fibromas, engrosamientos del endometrio, endometriosis, dolores crónicos en cadera o pelvis, o el hallazgo de tejidos malignos, así como antecedentes familiares con alguna problemática grave hereditaria.

Hace alrededor de un mes, el sábado 2 de octubre por la mañana, la titular de la Cámara alta visitó el Sanatorio Otamendi como parte de un chequeo programado, y entonces completó unos análisis “habituales”, informaron sus allegados en aquel momento.

En 2014, su madre, Ofelia Wilhelm, se sometió al mismo procedimiento -una histerectomía- también en el Sanatorio Otamendi. (DIB) ACR

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*