Información General

Crece la venta de cigarrillos truchos

0002121511La conciencia social sobre los riesgos del tabaquismo, enhorabuena, va en aumento. Lejos de lo que como fotografía de épocas resumía el tango “Fumando espero”, de Félix Garzo y Juan Viladomat. “Fumar es un placer, genial, sensual…”, comenzaba aquella letra, corría 1922. Dicho esto en el presente, globalización mediante, hay estadísticas que pueden ofrecer lecturas erróneas. Por estos días en el país se interpreta que el 20% para la baja del consumo se cifra en menos fumadores.

En cambio, las tabacaleras y el gremio del sector denuncian que, en realidad, ese porcentaje se derivó a la compra de cigarrillos truchos, falsificaciones y atados de contrabando. Remarcan un detonante, el punto de incremento fue el impuestazo al cigarrillo a principios de este año, que se tradujo además en el 30% de baja en la producción que certifican las empresas tabacaleras.

“El crecimiento del mercado negro de productos que no poseen el más mínimo control de calidad es un riesgo mayor para los fumadores y, respecto de empresas y trabajadores, hay un millón de personas en situación de riesgo en cuanto a su fuente de trabajo”, le remarcó a Crónica Raúl Quiñones, secretario general del Sindicato Único de los Empleados del Tabaco (Suetra).

Desde la misma organización hay más precisiones, “el 15% de la baja de venta se desvió a la compra de cigarrillos de contrabando”, acotó Antonio Makarchuk, secretario general del Suetra en Misiones y responsable de Interior en la mesa nacional.

Los cigarrillos truchos ya se venden en barrios porteños como Pompeya, Flores, Once, el Gran Buenos Aires, incluso existen industrias clandestinas que “fabrican” la marca Pall Mall para comercializarla en Chile, apuntan desde el Suetra.

Los comentarios están cerrados.