Ciudad

Crece la preocupación por el Puerto

blank

La Cámara Argentina de Armadores de Buques Pesqueros de Altura dio a conocer hoy su preocupación por las nuevas medidas que la Subsecretaría de Pesca de la Nación busca impulsar próximamente. Al respecto, afirmaron que los buques fresqueros de la ciudad se verán directamente perjudicados y que la actividad entrará en recesión por las pérdidas monetarias.

La iniciativa que el gobierno busca impulsar plantea limitar el acceso al caladero para este tipo de flota, disminuir horas efectivas de pesca, reducir la cantidad de kilos por cajón y acotar el total de capturas por buque.

Otro reclamo relativo al puerto que se elevó hoy fue el del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), quienes aseguraron que entre 60 y 70 barcos podrían ir a pescar langostino al sur y resaltaron las consecuencias que eso podría traer para la actividad en la ciudad.

En Mar del Plata hay cerca de 130 embarcaciones que operan en el puerto. De ellas, casi 70 ya tienen los permisos necesarios para arribar a los puertos patagónicos y descargar langostino allí, lo que perjudicaría a los trabajadores locales que normalmente realizan la carga y descarga de esos buques.

El langostino se ha vuelto una alternativa rentable para los barcos, que obtienen mayores ganancias con menor cantidad, si se lo compara con otras especies de pescado. Aunque, si las resoluciones de la Subsecretaría de Pesca se aprueban, la actividad enfrentará nuevas regulaciones y, según los empresarios, será menos rentable.

Por su parte, los estibadores y trabajadores portuarios locales se encuentran buscando alguna alternativa para que la migración de barcos al sur no les impida seguir con sus trabajos. Desde el sindicato afirmaron que se está preparando una propuesta para presentarla frente al gobierno provincial, pero todavía no se relevaron detalles del contenido.

Los comentarios están cerrados.