Política

Coronavirus: bomberos de Mar del Plata incluidos en el Operativo Sol al revés

Desde hace un mes el ministro de Seguridad de la Provincia, Sergio Berni, pasó por las principales ciudades del interior bonaerense, con el objetivo de desplazar efectivos policiales hacia el conurbano bonaerense, en previsión a una demanda que desborde el control necesario en una etapa de crecimiento de casos Covid-19, como está ocurriendo por estas horas.

Este movimiento fue caracterizado como el Operativo Sol al revés, es decir trasladar efectivos policiales desde el interior provincial, no a la costa atlántica como ocurre en la temporada alta en enero y febrero, sino que el destino son los partidos del Gran Buenos Aires que vienen con registros de la pandemia que se han comenzado a superar día tras día.

La medida alcanzó también ahora a los Cuerpos de Bomberos, que dependen de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, y desde algunos cuarteles se han enviado miembros al AMBA, para aumentar la dotación de personal. Coincide con el momento de mayor tensión de la prolongada cuarentena, que en horas más llegará al centenar de días, con la población agotada y con quienes ya no resisten el confinamiento por razones de extrema necesidad.

 Sostén económico de hogares que no llegan al suministro del pan y la leche, porque la ayuda social no llega ni tampoco alcanza con la presencia de miembros del Ejército Argentino, que han montado cocinas móviles en lo más profundo de los asentamientos, ubicados fundamentalmente en el Sur y Oeste del Gran Buenos Aires.

Se abrió además, un dilema sobre la reducción de efectivos en las respetivas delegaciones locales, dado que una vez cumplida una semana de servicio en esos destinos, deben volver a su lugar de origen y guardar la cuarentena junto al resto de su familia, en caso de que no se les asignen lugares específicos de aislamiento.

 Los reemplazos también disminuye la capacidad operativa de las guardias pasiva, que deben permanecer alerta para combatir siniestros que puedan amenazar vidas y bienes de los vecinos de las ciudades que habitan.

Si bien tanto los efectivos policiales, como de bomberos, dependen con su móviles y equipamiento,  del Ministerio de Seguridad y por lo tanto pueden ser desplazados hacia otros objetivos, la mayoría de los intendentes se negó a esos traslados, debido a que los mismos son necesarios para cumplir sus servicios donde tienen su asiento natural.

Esta situación se da en un momento, en el cual existe una disputa pública entre Berni y Sabina Frederic, la ministra de Seguridad de la Nación, que gira en torno a la cantidad de miembros de fuerzas federales en territorio bonaerense. Ya que  mientras se alzan voces para que las mismas aumenten la presencia, se procede en un sentido abiertamente opuesto al que generan tanto Berni y Frederic. Debido a que crecen los casos de inseguridad en el interior bonaerense, como en el caso de Mar del Plata.

En este contexto Sergio Berni, a quien ya se refieren como “El gobernador” cuando asiste a reuniones políticas o en operativos a sus cargo, ya dispuso la caída de los sumarios policiales que se sustancian en Asuntos Internos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que fueron abiertos durante el gobierno de María Eugenia Vidal.

También ha llamado la atención, que en los paredones de las terminales ferroviarias de Plaza Constitución y Estación Retiro, hayan aparecido las clásicas pintadas políticas que impactan como instalación de candidatos, en las mismas puede leerse Cristina – Berni, otra señal más de la autonomía del mediático funcionario kirchnerista y su  estrecha cercanía con la vice presidenta.

Los comentarios están cerrados.