Política

Coparticipación 2020: quiénes ganan y quiénes pierden con el reparto de fondos provinciales

blank

Se trata de un número sensible para los intendentes y que se actualiza cada año. Alberti, el más beneficiado. Las Heras, el más castigado por la “lotería” del CUD

Llegó este lunes uno de los momentos más esperados del año para cada uno de los intendentes bonaerenses: la oficialización de los Coeficientes Únicos de Distribución que regirán en 2020. Es cuando se enteran si tendrán más, menos o iguales recursos coparticipables y descentralizados nacionales y provinciales con respecto al año anterior.

Mientras surgen voces para rediscutir las fórmulas utilizadas, la difusión del listado siempre arroja ganadores y perdedores. En este caso, al tope de lista aparece Alberti, del peronista Germán Lago, quien tendrá un aumento del 21%.

Con un incremento superior al 10% también están Exaltación de la Cruz con 17% (Diego Nanni, Frente de Todos); Leandro N. Alem con 15% (Carlos Ferraris, FDT); y Guaminí con 11% (José Nobre Ferreira, (FDT).

En el otro extremo de la nómina, se encuentran aquellas localidades que verán mermados sus ingresos en más de 10%. El más perjudicado con el actual cálculo será General Las Heras, del massista Javier Osuna (nuevo titular de AUBASA), con un caída del 13%. Siguen Lanús con -8,2 (Néstor Grindetti, Cambiemos) y Navarro -7,1 (Santiago Maggiotti, FDT).

Con datos oficiales y propios, INFOCIELO elaboró un “semáforo” en relación a la suerte de cada partido. La escala confeccionada asigna diferentes colores a según la ganancia o la pérdida por distrito: +10%, de 5 a 10%, de 1 a 5%, de 0 a 1%, de 0 a -1%, de -1 a -5%, de -5 a -10%, menos de -10%.

Las cifras surgen de comparar los CUD que la Provincia generó para este año con los elaborados en 2019. Como se explicó, se trata del factor que determina cómo se reparten los recursos de Nación y de la Provincia a partir de los circuitos de coparticipación y de otros fondos descentralizados a cada uno de los 135 municipios.

La modificación se realiza todos los años por la cartera de Hacienda y Finanzas, de acuerdo a la Ley 10.559, y comienza a regir el 1º de enero de cada año. Y toma en cuenta indicadores como la población, al caudal turístico, a la capacidad potencial absoluta y per cápita de los Municipios por la recaudación de tasas que le son propias y determinados efectores de salud, como la capacidad de internación de los hospitales municipales.

Fuente: INFOCIELO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*