Ciudad, Información General

Conmoción por el depredador sexual familiar del barrio Peralta Ramos Oeste

La fiscal Andrea Gómez le notificó al detenido la imputación por “abuso sexual reiterado con acceso carnal agravado por el vínculo”

Los hechos ocurrieron en una casa ubicada en la intersección de Guanahaní y Juana Manso, en el Barrio Peralta Ramos de la ciudad de Mar del Plata

En Mar del Plata, elhombre de 68 años que fue acusado de haber abusado sexualmente de sus cuatro hijas a lo largo de más de 15 años, desde que eran niñas, se negó este jueves a declarar y quedó detenido en la Alcaidía Penitenciaria N°44 de Batán.

El sujeto -que dijo trabajar como contratista- había sido aprehendido el miércoles por la noche, tras la denuncia de una de las víctimas, de 20 años, en la Comisaría de la Mujer de la localidad balnearia. Finalmente, se negó a declarar al ser indagado por la fiscal del caso, Andrea Gómez, titular de la Unidad Funcional de Instrucción 4.

La fiscal le notificó la imputación en presencia de su abogado oficial por “abuso sexual reiterado con acceso carnal agravado por el vínculo”, en el octavo piso de los tribunales marplatenses, y luego el acusado fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

Según la denuncia presentada en la Comisaría de la Mujer por la hija del detenido, su padre abusó de ella desde que tenía 10 años, al igual que de sus hermanas, quienes actualmente tienen entre 15 y 26.

De acuerdo a la presentación de la joven, el hombre al que fuentes judiciales calificaron como un depredador sexual familiar, abusó de ella por última vez el pasado martes, tras lo cual la denunciante decidió abandonar la vivienda familiar de la calle Guanahaní y Juana Manso, en el Barrio Peralta Ramos Oeste, y en la mañana siguiente radicó la denuncia.

En las últimas horas, además, se incorporó a la investigación un video tomado por la propia hija con su teléfono celular, que registró parte del ataque.

La joven explicó en su denuncia que el padre violó durante años a las cuatro hijas tanto en la vivienda como en otro sitio propiedad de la familia, donde el acusado guarda algunos animales.

Tras tomar intervención en el caso, la fiscal dispuso la aprehensión del hombre, que fue interceptado mientras conducía un vehículo personal acompañado por otra de las menores.

Fuentes judiciales indicaron que, al ser localizado, el acusado se dirigía hacia el terreno familiar ubicado sobre el camino viejo a Miramar, donde se dedicaban a criar chanchos y en el que, de acuerdo a la denuncia, ocurrieron muchos de los abusos a lo largo de más de 15 años.

Según los investigadores, el vehículo fue detenido por personal policial en uno de los retenes que funcionan en la ciudad en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio por el coronavirus y, tras su intervención,la joven que viajaba junto al padre “rompió en llanto” y confirmó los hechos denunciados por su hermana pocas horas antes.

Las denuncias fueron ratificadas también por la hermana mayor en sede policial, por dos hermanos que sufrieron abusos, y por un cuñado que aseguró haber tenido problemas con el hombre cada vez que intentó detener su comportamiento.

Las presentaciones policiales describieron además “un escenario de violencia de género” respecto de la esposa del acusado y madre de las víctimas, quien declaró que sospechaba de la situación pero que fue atacada físicamente cuando trató de intervenir.

Fuente: INFOBAE

Un comentario

  1. La «madre»?también presa!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*