Deportes

Con el debut de Leiva, Peñarol festejó en el superclásico

blankEl “Milrayitas” con el regreso de Martín Leiva, se quedó este lunes por la noche con el superclásico frente al “Cervecero” por 98 a 85. Ambos equipos volverán a enfrentarse en el playoffs de Repechaje en el marco del Súper 20.

El primer cuarto se jugó a lo que quiso Quilmes, que defendió agresivo ante un Peñarol al que le costó atacar. No obstante, el “Milrayitas” metió dos triples que lo mantuvieron cerca (6-8) cuando habían pasado cinco minutos. Uno lo metió Martín Leiva y el otro Steffphon Pettigrew, activos en ataque para poner a su equipo arriba (11-10). Con el descanso del “Titán”, el extranjero fue el protagonista y trepó a 10 puntos lastimando en el poste bajo para que su equipo se mantuviera al frente. Después continuó la paridad, con un buen trabajo defensivo de Tomás Monacchi sobre Eric Flor y el segmento se cerró con una bomba casi desde mitad de cancha de Nicolás Zurschmitten que le dio ventaja a los locales (25-22).

En un minuto y medio del segundo cuarto, Peñarol pudo sacar seis de renta con un triple d eDiego Guaita (30-24). Allí reaccionó Quilmes para un 7-0 y volver a comandar, siempre en un marco de paridad y repartiendo errores y aciertos en el que el elenco de Leonardo Gutiérrez se complicó por las tres faltas cometidas por Tomás Monacchi, Nicolás Gianella y Leiva.

El “Cervecero”, casi ingresando a la recta final, coronó un muy buen pasaje para escaparse 39-32, pero los “Milrayitas” reaccionaron para igualar, de la mano de Juan Ignacio Marcos con un triple y siete puntos de Karl Cochran. Así entraron al minuto final empatados en 44 y al sonar la chicharra se mantuvo la igualdad pero en 46.

Peñarol pudo dominar en el inicio del tercer cuarto y sacar 5 unidades (57-52) en cuatro minutos porque prevaleció con su defensa y en ataque alimentó a Pettigrew, quien trepó a 18 unidades. Bianchelli pidió tiempo muerto para ver si podía corregir algunas cuestiones. Su equipo mejoró pero igualmente fue el local, con Zurschmitten jugando muchos minutos y conduciendo con acierto al repartir acciones para sus compañeros, el que se fue al frente 63 a 59.

De bajo nivel  fue el inicio del último cuarto. Pero el que mejoró primero fue Peñarol y eso le sirvió para sacar 5 (76-71) con un triple de Cochran en contragolpe. Y con otro de Gianella pudo alejarse por 7 (79-72) a falta de seis y medio. Una nueva jugada de tres puntos, en este caso con doble más falta sobre Alloatti, puso a los de Gutiérrez al frente 82 a 74 al ingresar al momento caliente.

Cuando quedaban cuatro minutos, Gianella tomó el control del juego con su experiencia. Y dos libres suyos le dieron nueve de luz al único tricampeón de la Liga Nacional de Básquetbol (87-78). En la ofensiva siguiente, Peñarol defendió con fiereza, recuperó una pelota y Cochran enterró la pelota para sacar 11 (89-78). Después el extranjero escolta metió un libre para alejar por 12 y dos más de Gianella lo pusieron arriba 94-79 con 2 y medio por jugar. Cochran, en su salsa, encaró a todos y metió un doble para la máxima de 17 (96-79). Y ya no hubo más resistencia del “Tricolor”, para un partido que terminó con los pibes en cancha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*