Básquet, Deportes

Con el corazón en la mano: Quilmes ganó en Junín y dio vuelta la serie

argen3_mmEn un final apasionante, con un bombazo del histórico Rubén Wolkowyski, el elenco marplatense sacó chapa de candidato tras derrotar a Argentino en Junín por 87-81 y lograr la clasificación a las semifinales de la Conferencia Sur, instancia en la que se medirá frente a Obras Sanitarias.

El Cervecero, que llegó a estar abajo por 14, dio vuelta la historia de la mano de Walter Baxley (goleador con 23 puntos), Diego Romero (17 con 7-7 en dobles, 11 rebotes y +30 de valoración) y Luca Vildoza (13). En el Turco lo mejor pasó por Fernando Funes, quien anotó 22 unidades (8-8 en simples) y repartió 6 asistencias. Lo acompañaron Franco Balbi y Emiliano Basabe, con 14 y 12, respectivamente.

Con mucha intensidad, plagado de nervios, el encuentro tuvo un arranque con imprecisiones. De a poco, con un enorme pasaje de Balbi (2-2 en dobles, 1-1 en triples y 4 asistencias), el Turco se acomodó y dominó a su rival. A partir de una gran defensa (Quilmes acumuló 8 pérdidas) y la efectividad en lanzamientos de campo (11-18 en cancha), los de Rearte, con goleo repartido, cerraron los primeros diez minutos arriba por doce (25-13).

Distinta fue la historia en el segundo chico. Si bien Argentino sacó 14 de máxima, el Cervecero ajustó la defensa, se pasó bien la bola en ataque y aprovechó un par de baches del local para achicar la diferencia. El ingreso de Romero fue clave (9 puntos con 100% de efectividad y 5 rebotes) y, acompañado por Baxley (12 con 6-8 en dobles), le permitió a la visita irse al descanso largo abajo por apenas cuatro tantos (44-40).

En la reanudación, los de Junín recuperaron la memoria y la paciencia. El Turco, a partir de los lanzamientos libres (10-10) y los triples de Funes y Cangelosi, retomó la ventaja en doble dígito. No obstante, de la mano del trío conformado por Vildoza, Maciel y Baxley (en total convirtieron 15 de los 22 que anotó Quilmes en el cuarto), el elenco de Ramella se fue al último cuarto abajo por 64-62.

De la mano de un intratable Luca Vildoza, aprovechando la falta de efectividad del local (0-4 en cancha), el Cervecero fue una aplanadora en el inicio del último parcial y sacó una luz de ventaja: 68-74. En el peor momento de Argentino, Balbi sacó la cara por el equipo y lo puso en juego nuevamente. El nerviosismo y las presiones se adueñaron del juego producto de la importancia del mismo y llegaron a un final apasionante.

Un bombazo de Wolkowyski, que ingresó en el minuto final, le dio una máxima de cuatro a Quilmes y prácticamente liquidó la historia. Más allá de algún intento de reacción de Argentino, la visita lo sentenció desde la línea para conseguir el pasaje a semifinales, donde se medirá con Obras.

LNB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*