Política

Colapsó el predio de residuos: alta contaminación y riesgo sanitario; se agotó porque fue subdimensionado

(Exclusivo) Las lluvias anunciadas para las próximas horas tornarán más dramática la situación, por el escurrimiento de lixiviados.  Según un informe, que en su momento formó parte de la decisiones a mediano plazo, el dantesco panorama de columnas de humo altamente contaminante, no es la peor noticia, sino que el actual predio de disposición no fue construido de acuerdo a la entrada de real de residuos, sino que fue calculado con un volumen de aproximadamente el 50 % del volcado real. Sólo en 4 meses más, se agotaría el espacio disponible y es necesaria una inversión de $ 400.000.000.-para que el proceso se desarrolle con las mínimas condiciones técnicas que requiere el manejo, ante la actual emergencia.

No ha sido sólo el producto de la inacción de los últimos 2 años (que también la hubo) sino de la política que en la materia concentró el arquitecto Marcelo Artime, durante el gobierno de Gustavo Pulti. No en vano en columna del diario La Capital titulada. Residuos,  crisis y oportunidad (publicada hace sólo un mes) hay referencias a etapas previas, que han sido mal concebidas y peor instrumentadas.

El ingreso de residuos a la planta, que superó en aproximadamente las 300 Tn diarias, agotó la capacidad disponible mucho antes de lo previsto, que ante esta contingencia de incendio declarado, es sólo la síntesis de una política ambiental que no ha sido respetada. Es parte de la misma, la intervención de CIAGESER una empresa subsidiaria de la 9 de Julio, que también vuelca en el predio de disposición final, que ha crecido exponencialmente en los últimos años, y recauda por afuera del sistema público el equivalente a una certificación mensual, con la misma estructura del contrato de la recolección urbana domiciliaria. Tampoco el cálculo de las descargas de los almejeros estuvo contemplado.

El aire contaminante que ya se esparce por el espacio a varios kilómetros a la redonda, se agravará hora tras hora, debido a la liberación de los líquidos lixiviados que superan el nivel de la pileta de contención de los derivados del proceso de descomposición que sufren las montañas de basura.

Este panorama que explota en el peor momento, cuando la ciudad recibe a cientos de miles de turistas, no resultó ajeno al conocimiento de la actual administración, pero la falta de conducción construyó la actual coyuntura, con los resultados que están a la vista, lamentablemente de todo el país.

Otro párrafo aparte merece el fracaso de la separación de residuos en origen, las clásicas bolsas negras y verdes domiciliarias, que NUNCA fue instrumentado con éxito operativo, incluso se difundieron porcentajes que no respondían a la realidad. Ya que mientras se informaba que el 70 % de la población había adoptado el sistema, la realidad indicaba que el 70 % no lo había hecho, según la consulta que efectuó en 2014 mdphoy.com  al SUTERyH, el sindicato que conoce cómo es el manejo en los grandes edificios de la ciudad donde reside gran cantidad de habitantes, como para sacar una muestra ideal sobre el comportamiento del sistema.

El actual gobierno tuvo en sus manos, un programa de integral del tratamiento de residuos, a través de la incorporación de la totalidad de la gestión ambiental a través de OSSE, donde se integraban el tratamiento de pluviales, cloacales, agua potable y predio de disposición, pero la continuidad del kirchnerismo en la dirección de la empresa, abortó cualquier posibilidad de vías de solución en ese sentido.  

Un comentario

  1. TÍPICO DE ARGENTRUCHA, PERMANENTE DESORDEN POR FALTA DE CAPACIDAD EJECUTIVA Y PLANEAMIENTO. POR ESTO Y TAMBIÉN ECONÓMICO, SERÍA NECESARIO IMPLEMENTAR LA RECOLECCIÓN DE RESIDUOS EN LOS BARRIOS UNIFAMILIARES 3 VECES A LA SEMANA, LA CANTIDAD A RECIBIR SERÍA LA MISMA PERO EN UN LAPSO DISTENDIDO PARA MANEJAR EL CONFLICTO HASTA QUE SE PRODUZCA EL MILAGRO DE ENTENDER Y HACER EL VERDADERO CAMBIO DE SISTEMA DE TRATAMIENTO DE BASURA, EL MUNDO NOS MUESTRA COMO HACERLO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*