Ciudad

Cerraron La Catedral por falta de mantenimiento en su interior

mamposteria-2El jueves pasado se dio a conocer el cierre de La Catedral de Mar del Plata por una constante caída de mampostería en varios sectores del Templo. Debido a esto se ha retirado parte del mobiliario que se veía afectado por la falta de arreglos en su interior.

“En las últimas dos semanas y el jueves pasado sobre todo, el desprendimiento de mampostería fue importante y en conjunto con el Obispo decidimos cerrar La Catedral ya que podría ser peligroso para cualquiera que allí se encuentre”, afirmó el Padre Gabriel Mestre.

Acto seguido manifestó que “en mayo de este año presentamos una propuesta de restauración. Monseñor Marino se lo dio en mano al gobernador Scioli, y en el mes de junio en el marco de la Pastoral Social, se pidieron datos más concretos y se hizo un segundo informe donde se le presentaron varios detalles con respecto a los problemas que sufre el Templo. Esta tarde se presentará un equipo de provincia entre otros la jefa de arquitectos junto a su equipo, nos juntaremos con el Obispo y gente del municipio para ver de que manera el estado municipal, provincial y nacional puede ayudarnos en la restauración”.

En lo que respecta a los arreglos Mestre señaló que “hay posibilidades que se pueda reparar pero que la misma esté abierta al público con accesos restringidos por bandejas metálicas o de madera. Creo que sería lo mejor para nosotros, y si el trabajo dura 5 meses o un año, nos acomodaremos pero con el Templo abierto”.

Asimismo aclaró que “tal vez esta tarde después de la reunión con el gobierno provincial tengamos un estimativo para que los fieles regresen a la iglesia. Hoy el cierre es preventivo porque no podemos poner el riesgo la vida de nadie ya que los desprendimientos son de unos 7 centímetros y desde la altura que tiene La Catedral puede dañar seriamente a una persona”. Y añadió que “el desprendimiento es por el desgaste de los años, siempre se hizo un tratamiento de manera exterior pero nunca en el interior del lugar”.

El Padre Mestre hizo hincapié en los subsidios y finalizó: “el dinero para refacción depende de las donaciones de los fieles y de subsidios a nivel de Estado por mediación del gobierno de la Provincia de Buenos Aires a través de la Nación”.

Foto: Brisas

Los comentarios están cerrados.