Destacado

Caída de ventas, quita de subsidios y apertura de importaciones: el panorama para las Pymes marplatenses

blank

Luego de las medidas económicas que anunció el martes el Ministro de Economía Luis Caputo, hubo reacciones muy diversas de parte de todos los sectores de la industria y el comercio. Para conocer la situación de las Pymes de la ciudad y cómo recibieron estos anuncios, nos comunicamos con Blas Taladrid, presidente de la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) de Mar del Plata.

“Nosotros sostuvimos desde un principio que necesitamos el detalle las normas, ver el finito de la letra y como impactaban esos anuncios. Se fueron conociendo algunas cuestiones a lo largo del día de ayer y en la misma noche salió un comunicado del Banco Central sobre las tasas de interés, que es algo que le preocupa al sector tanto por los créditos productivos, como por el financiamiento de consumo”, dijo Taladrid.

Tenemos que diferenciar también cómo va a afectar a cada una de las empresas según su rubro y actividad. Aquellos que son exportadores se ven un poco más beneficiados por el tipo de cambio, para los que son importadores o tienen algún producto a importar este aumento ha provocado subas en los insumos”, comentó el presidente de UCIP sobre la suba del dólar oficial a $800.

Son medidas que en principio van a atentar contra el consumo interno y harían más veloz la pérdida de poder adquisitivo de la gente. Esto, para la gran mayoría de las empresas de Mar del Plata, salvo las exportadoras, es preocupante porque viven del consumo interno, con lo cual van a tener que hacer un gran esfuerzo”, dijo.

Importadores y reposición de stock

A su vez, Taladrid comentó que hay expectativas para poder resolver la problemática de la reposición de insumos: “Estamos expectantes es ver si se va a solucionar con esto el tema de la reposición de insumos importados, que es uno de los temas que viene perjudicando la industria y también el comercio. Nosotros cuando preguntábamos mes a mes sobre la caída de las ventas que se viene detectando en el sector comercial minorista en la ciudad la respuesta en aumento es la problemática de la reposición de insumos”.

Otro de los problemas que denunciaban los empresarios era la dificultad para adquirir maquinarias del exterior debido a las restricciones a las importaciones. Sin embargo, ahora surge otro riesgo, y es que la suba del tipo de cambio las haga inaccesibles. Taladrid comentó que, si bien esto puede suceder, muchas veces el empresario necesita adquirir la maquina o insumo a pesar de su costo. “Después verá si ese costo lo puede trasladar a precio. Muchas veces lo que se necesitan son insumos como agujas de tejer para una máquina, no la máquina en sí. Y si uno no tiene la aguja o se rompe algunos de los componentes que es importado se frena la producción de la empresa. Sobre todo, la industria local y nacional, que depende en gran medida de insumos importados”.

Esto sucede hasta con insumos primarios: “Muchas de las maquinarias son extranjeras, pero muchos de los insumos también, incluso productos primarios. Pensemos en una empresa que fabrica chocolates: el cacao es de origen extranjero, entonces ahí tenemos ya una problemática con respecto al mercado internacional que afecta a la empresa por no tener ese producto básico”, explicó.

“Por otro lado una posible apertura irrestricta de las importaciones amenaza a la industria nacional. Pareciera que hasta hoy hay una situación de una cierta protección por el tipo de cambio, ya que el dólar importador no sólo aumenta al dólar oficial, sino que aparte incluye para los productos un impuesto país del 17,5%”, dijo Taladrid sobre la otra cara de la situación.

Quita de subsidios

Otro de los anuncios del ministro Caputo fue la quita de subsidios al transporte y a la energía. En ese sentido, Taladrid explicó que el impacto se puede dar por dos vías: “Pensemos que hay empresas que son muy dependientes de la energía eléctrica y esto obviamente va a incrementar sus costos, con lo cual si no lo trasladan a precios va a generar una disminución de sus utilidades o sus rentabilidades”.

“Por otro lado también va a estar en la quita de subsidios domiciliares. Si bien a ese nivel ya habíamos tenido fuertes subas, hay que ver como impacta porque una boleta de luz que llegue de 10.000 pesos si así fuere, son 10.000 pesos menos que tenemos para consumo”, agregó.

La situación en Mar del Plata

Durante el 2023, la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) midió las ventas en todo el país y uno de los datos más llamativos fue que se observó una caída en las ventas interanuales durante todo el año. “Nosotros en la ciudad de Mar del Plata a partir de marzo tuvimos dos meses que fueron satisfactorios por el impacto turístico con lo cual en esto hemos mostrado un comportamiento diferente. Así como hubo fines de semana que han sido malos comparados interanualmente y fines de semana que han sido buenos, sobre todo el del 12 de octubre comparado interanualmente con el año anterior”, explicó Taladrid sobre la situación en la ciudad.

“En este contexto nosotros veníamos advirtiendo parte de la caída de ventas y de las utilidades en las empresas. Esto no escapa a lo que es el contexto nacional. Incluso en nuestra ciudad, si bien las caídas en algunos meses o en varios meses han sido inferiores a la media nacional por la temporada de verano y la influencia en el turismo sobre todo en el sector comercial”, dijo.

Entre los negativos, que incluyen la caída de las utilidades, de las ventas y la problemática en la reposición de los inventarios, Taladrid destacó el mantenimiento del empleo en el sector comercial: “Siempre los índices nos dieron que se mantuvo en el sector comercial. Rondaban entre 80% y 90% los que mantenían el empleo. Esa diferencia estaba entre quienes aumentaban sus plantillas y quienes las disminuían entre dos o tres puntos más luego de la temporada. En esto estamos expectantes al contexto a ver cómo se desarrolla la temporada en la ciudad”, agregó.

Acciones para ayudar a las pymes

“El panorama que se planteó desde la solución del presidente y que planteó el ministro es un panorama duro, para las empresas y para la gente en general. Pero es un momento donde las entidades que acompañamos a las empresas tenemos que estar presentes”, dijo Taladrid.

Atendiendo estos índices de caída de venta, en junio la UCIP creó una iniciativa denominada “Escaneá y ganá”. Esta consiste en un código QR ubicado en aquellos comercios adheridos, para que sus clientes participen y puedan ganar premios, con el objetivo final de incentivar el consumo local. “Realizamos nuestra primera prueba en agosto. Luego para el día de la madre y vamos a continuar ahora luego del Black Friday que se estará realizando entre hoy, mañana y pasado”, explicó el presidente de la Unión y agregó: “Durante el año hemos pensado en esta promoción para incentivar un poco la venta y tratar de contrarrestar esta tendencia de caída. Vamos a iniciar nuevamente a partir del lunes con esta promoción de Escanea y ganá para las fiestas navideñas”.

Puntualmente miércoles, jueves y viernes se desarrolló el Black Friday que prevé descuentos de entre el 20% y el 50% en todos los comercios adheridos. A su vez, la UCIP ha gestionó descuentos con entidades bancarias para el mismo evento. “Más allá de que el Black Friday prevé siempre descuentos nosotros hemos visto que por el aumento de las tasas de interés se empezaba a achicar cada vez más en los comercios la cantidad de cuotas que se ofrecían a los clientes. Con lo cual con el Banco Santander y el Banco Provincia hemos realizado un acuerdo donde ellos han puesto seis cuotas sin interés para aquellos comercios que participan del Black Friday para que los clientes estos bancos que tienen gran cantidad de plásticos en la ciudad”.

Los rubros que participan son numerosos y van desde los clásicos como indumentaria, marroquinería y juguetería hasta mueblerías, pinturerías y farmacias. “La verdad es que hay una oferta muy grande con muchísimos rubros y más de 600 comercios y además pueden tener seis cuotas sin interés en un contexto donde casi no hay cuotas por el alto costo financiero. Es una herramienta que nosotros hemos puesto a disposición de los comercios para que puedan adelantar sus ventas navideñas y para que el consumidor mejore su poder adquisitivo, pero que entre los dos quede el ahorro de los marplatenses en la ciudad de Mar del Plata. Nosotros necesitamos que esa plata quede en la ciudad y se reinvierta en los comercios que son los que generan empleo local”, concluyó Taladrid.

PortalUNMDP

Deja un comentario