Deportes, Fútbol

Boca y Vélez jugarán el desempate por la Libertadores, el 28 de enero en Mar del Plata

copa-libertadores-1985374w620Ambos conjuntos disputarán la clasificación a la Copa Libertadores. Aunque inicialmente se especuló con que se jugara en Capital Federal, finalmente se dictaminó que sea en el José María Minella, ya que en ese período estarán en ‘La Feliz’ afrontando amistosos de verano. Boca ya avisó que no jugaría el segundo «Súper» con River del verano, que será el 30 de enero en Mendoza. Del lado de Vélez, parece que Gámez se rindió y se presentará… Hasta el momento se aceptaría público de las dos parcialidades.

Ahora, con esta decisión arrancan algunas cuestiones nuevas por resolver. Por empezar, Boca tiene que jugar el 24 de enero el primer «Superclásico» de verano con River y el segundo el 30 del mismo mes (pero en Mendoza). Sin dudas, dos partidos que no puede tomar a la ligera el «Xeneize», porque viene de no ganar ninguno de los ocho disputados en el 2014. Por este motivo, no puede descuidarlos, más allá de que el encuentro con Vélez es mucho más importante que un amistoso de verano.
Ante esto, el club de La Ribera no jugaría el segundo duelo en Mendoza por un ‘pacto de palabra’. El acuerdo sería que si Boca pierde el desempate no se jugaría el segundo «Súper«, porque el «Xeneize» jugaría el repechaje de la Primera Fase a los pocos días (el 5 de febrero). En cambio, si gana el desempate, como la fase de grupos arrancaría a mitad de febrero, el «Xeneize» sí disputaría el segundo partido ante River.
En lo que respecta a lo que hay en juego, si Boca gana entrará directo a la fase de grupos, pero si pierde irá a la Primera Fase (el conocido como ‘repechaje’). En cambio, el que tendrá toda la presión es Vélez, porque en caso de ganar pasará a la zona de grupos, pero si pierde, se quedará afuera del certamen y su lugar en el repechaje quedará en manos de Estudiantes de La Plata.

Los comentarios están cerrados.