Información General

Aseguran que bajó el consumo de alcohol en los boliches

0001954986Los jóvenes que concurrieron a los boliches de la Costa Atlántica consumieron este verano un 32% menos de bebidas alcohólicas blancas que el año anterior, según una encuesta realizada por el gobierno de la provincia de Buenos Aires y la Federación de la Industria Licorista Argentina (FILA).

También, el relevamiento hecho al cierre de la campaña “Manejá lo que tomás” determinó que el 79% de los jóvenes que participaron de los controles de alcoholemia voluntarios no había consumido alcohol antes de ingresar al boliche.

“Que los chicos se diviertan, vayan a bailar y la pasen bien, pero el país los necesita sanos, mental y físicamente, porque tienen muchas actividades para disfrutar. Queremos una juventud sana”, destacó el gobernador Daniel Scioli y agregó que “en esta ocasión se comprobó que hay un 17% más de jóvenes que no toman nada de alcohol al conducir en comparación con el año pasado”.

En esta edición del programa “Manejá lo que tomás”, que se realizó desde el 26 de diciembre hasta el 31 de enero de 0:30 a 2:00 en la puerta de los boliches más concurridos, de un total de 7.657 jóvenes que se presentaron al control voluntario de alcoholemia, el 98,31% estaba en condiciones de conducir un vehículo.

De ese total, 6.078 (el 79%) no ingirió nada de alcohol, lo cual también demuestra un incremento en la cantidad de jóvenes que no toman alcohol y en relación al año anterior, ese número aumentó un 17%.

Según la encuesta realizada a los jóvenes que voluntariamente se acercaron a realizar el test, el consumo de bebidas blancas (Ready to drink, aperitivos, vodka, ron y gin) bajó de un 85% el año pasado al 53% este año, lo que representa una disminución del 32%.

Entre las bebidas que más eligen se destacan la cerveza y el fernet en un 33% en cada caso. El consumo de vino y champagne aumentó un 10% respecto de 2014.

Además, este año se detectó una baja en el promedio de edad de quienes se animan a realizar el test: pasó de 21 años el año pasado, a 19 en este verano. De ellos, un 30% fueron mujeres y un 70% hombres.

Los resultados muestran que los sábados son los días que más alcohol se consume, con un promedio de 2,85% jóvenes con más de 0,50 mlg de alcohol en sangre (superando esa medida se está circulando alcoholizado) y un 28,57% con menos de 0,50 mlg.

Por el contrario, los viernes son los días en donde se dio la menor ingesta de bebidas alcohólicas: el 94,28% no consumió nada de alcohol, y el 5,72% lo hizo sin llegar a los 0.50 mlg.

 

Los comentarios están cerrados.