-Boletín-, Básquet, Deportes, Destacado

Argentino lo complicó, pero Peñarol logró una nueva victoria

Peñarol derrotó a Argentino de Junín 73-71 en un partido muy peleado y llegó a las 20 victorias en la temporada. Los próximos cuatro compromisos serán como visitante: lunes con Comunicaciones en Mercedes, Corrientes; miércoles con Oberá TC; miércoles 16 frente a Quimsa de Santiago del Estero y viernes 18 ante Olímpico de La Banda.

Fue un arranque impreciso de ambos, pero el que mejor se acomodó fue Argentino, atacando el canasto para sacar 6 a falta de 4 minutos (13-7) y encender las alarmas de Leandro Ramella que paró el partido.

Más allá de las indicaciones del entrenador, los Milrayitas no lograron hacer pie y el visitante se alejó por 11 (20-9) y finalizó el parcial ganando por 9 (20-11).

Con cuatro triples de Joaquín Valinotti y uno de Monacchi, Peñarol reaccionó y empató en 26 apenas cruzando la mitad del segundo cuarto. Los aciertos fueron acompañados con una buena gestión defensiva y un positivo ingreso de Sahdi para hacer jugar. Además, el base bahiense clavó un triple y dos libres y el Milrayitas pasó a ganar 33-26.

Un 5-0 arrimó a Argentino (33-31), pero Valinotti cerró su show con dos triples más (6/6 y 18 puntos) y distanció al local por 7 (41-34).

El tercero fue parejo, con un leve dominio de Argentino, hasta que se encendió Slider (13 puntos) y alejó a su equipo por ocho (60-52). Fue el peor momento de Peñarol, que de la mano de Buemo comenzó a reaccionar para meter un 4-0 y acercarse a cuatro (60-56).

El último también empezó torcido y Argentino se escapó 64-58, pero Peñarol resurgió y con un 7-0 retomó el comando a falta de 5 minutos y medio, obligando a Japez a pedir tiempo muerto. Monacchi fue importante con su energía y puntos.

En la mitad final, todo siguió siendo muy equilibrado. Los dos se repartieron errores y aciertos y se llegó a un cierre ajustado: a falta de 24 segundos, estaban empatados en 71.

En la anteúltima ofensiva del partido, Valinotti encaró y metió la bandeja resolviendo con su personalidad un momento complicado (73-71).

Peñarol tenía faltas para dar y cortó para entorpecer las ofensivas de Argentino. La última bola quedó para Cooper con tres segundos, su triple fue torcido y festejó el conjunto marplatense una vez más.

Informe: Prensa Peñarol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*