Deportes

Alvarado empató de local y logró el objetivo

En un partido chato y poco atractivo, a Alvarado poco le importó eso y consiguió lo más importante, para lo que tanto trabajó y lo que venía buscando: la clasificación anticipada. El conjunto de Duilio Botella igualó sin goles con Defensores de Belgrano de Villa Ramallo y se metió en la segunda fase del Torneo Federal A, en busca del primer ascenso a la B Nacional.
Había que sumar y se sumó. El rendimiento colectivo no fue todo lo bueno que se esperaba, y en los dos equipos se notó la tensión de la etapa decisiva, de poner en juego la clasificación y el trabajo de todo un semestre. Por eso, cuesta encontrar jugadas elaboradas o muchos pases seguidos de un lado o del otro, en un partido con imprecisiones y pocas situaciones de gol.
De todas formas, ambos pudieron tomar ventaja en la etapa inicial. Defensores tras un córner que bajó Mignaco y que no pudo conectar Bielkiewicz y, en la más clara de la noche, con una pelota que encontró habilitado a Mantia, tocó por arriba de Beltramella y Fassino le cruzó justo el cuerpo a Castro cuando la iba a empujar y se terminó perdiendo contra el caño derecho. Antes del cierre, Nouet chocó primero con el cruce salvador de Ponce y, en el rebote, le erró al arco para darle respiro al local. Las dos del “torito” estuvieron en los pies de sus hombres más peligrosos: Susvielles capturó una pelota perdida, la bajó de pecho y la tiró apenas alta. Patricio Escott, hizo lo mismo, pero desde más lejos, un rechazo le quedó fuera del área, la bajó y sacó una “bomba” que cayó atrás del arco de un Polenta que nada podía hacer.
El complemento no cambió demasiado. Defensores pareció un poco mejor en el comienzo, con un remate de Nouet que Beltramella no pudo contener y terminó despejando Presentado, pero enseguida se pinchó. Alvarado pareció despertar con una contra que hizo bien Compagnucci y Matías Caro cruzó justo cuando el zurdazo de Francisco Molina buscaba red. Pero fue un espejismo, porque volvieron las imprecisiones, la falta de profundidad y un juego luchado en el medio, con dos equipos más pendientes de no dejar grietas en su defensa que de buscar el arco rival.
Promediando la etapa tomó mayor protagonismo Alvarado. Susvielles exigió a Polenta, Escott comenzó a inquietar y Compagnucci ganó en un par de ocasiones por su lado. Además, Albarracín no se quedó esperando que le llegara, salió a rebotar y abrió espacios. Mauro Castro reemplazó a Molina para darle mayor equilibrio al medio que tenía a Fassino corriendo a todos (ocupó ese lugar cuando salió lesionado Luengo). El ingreso de Franco Coronel llevó preocupación por sus habituales corridas, pero entre Corti y los centrales se encargaron de no permitir que pudiera desnivelar. Las dos veces que se escapó, Mauro Beltramella estuvo atento para salir y quedarse con la ilusión del “17”. La última de Alvarado estuvo en los pies de Susvielles, luego de una buena acción de Escott, pero Mignaco se jugó la vida y tapó con todo el cuerpo.
El 0 a 0 fue justo para un partido chato y a ninguno de los dos le cayó tan mal. Alvarado ya cumplió su objetivo y está en la próxima instancia. Defensores de Belgrano mantiene el segundo lugar y un empate frente a Ferro de Pico, como local en la última jornada, le dará el pasaje a la segunda fase. El otro paso de los dos, será terminar primeros y segundos, respectivamente, para jugar la próxima Copa Argentina.

Los comentarios están cerrados.