Política

Al ensayo Montenegro en Mar del Plata se suma Gabriela Michetti

El 2019 está a la vuelta de la esquina. Cuando preguntan por Montenegro, todos se quieren sacar la duda cuál el “Rolfi” o el que fue candidato en San Isidro. Es que el PRO tiene candidato que han sido cocineros, árbitros de futbol, periodistas, contadores de chistes, jugadores de futbol, por lo tanto siempre pueden terminar sorprendiendo.

Ahora el diputado nacional volvió a sonar para ser el candidato PRO a la intendencia. Guillermo Montenegro es auspiciado por la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, quien estimula a quien apareció en los últimos actos junto a la indiscutida gobernadora bonaerense, quien le ha cedido generoso espacio en sus presentación públicas en nuestra ciudad.

blank

En clara desventaja desde que Horacio Rodríguez Larreta la venciera en la interna y hegemonizara el poder de Cambiemos en la Ciudad, Gabriela Michetti se dedicó durante los últimos años a ejercer su rol institucional en la vicepresidencia.

Sin lograr recomponer su militancia -con un michettismo casi desaparecido- la Vicepresidenta incorporó el manual que usan muchos dirigentes que fracasan en la Capital y deciden probar suerte en la Provincia. Por eso, decidió meterse en la interna bonaerense del macrismo con dos candidatos de su riñón: Guillermo Montenegro en Mar del Plata y Walter Klix en Escobar.

Montenegro fue un soldado de su candidatura porteña, pero después de fracasar en la interna con Larreta y una vez que Mauricio Macri asumió la presidencia, el ex ministro fue designado como embajador en Uruguay.

Ahora, diputado nacional por la Provincia y sin intenciones de volver a competir en San Isidro, en el entorno de María Eugenia Vidal ya reconocen que quieren a Montenegro para disputarle Mar del Plata a Carlos Arroyo, un ex aliado que cada vez entra en mayor conflicto con la gestión de la gobernadora.

En paralelo, en algunos distritos del Conurbano ahora en Cambiemos ponen en duda los referentes que hasta 2017 estaban instalados como posibles candidatos para competir en las intendencias.

Un caso clave es el de Escobar, donde al referente local que compitió en las últimas elecciones, Leandro Costa, se sumó el dueño del Noble Repulgue, Mariano Castagnaro, y ahora empezó a sonar el michettista Walter Klix como otro habilitado por Federico Salvai para competir.

También del riñón de Michetti, Klix trabaja en el ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich y tiene una estrecha relación con Salvai. En Cambiemos, además, no ocultan que tiene una ventaja por estar casado con la diputada provincial de Entre Ríos Ayelén Acosta, que responde a Jorge Macri, con lo que podría garantizarse su apoyo político ante una eventual candidatura.

Desde el macrismo bonaerense dicen LPO que Costa tuvo un corte de boleta alto y que ya tenían dudas sobre la candidatura del hijo del senador Roberto Costa, que desde hace varias elecciones viene enfrentando al peronismo.

Por eso, desde principio de año comenzaron a medir al empresario de las empanadas, que finalmente no terminó encabezando la boleta pero igual buscó instalarse en las caminatas de campaña.

La interna de Cambiemos se calentó así en el distrito de la Primera Sección que gobierna el peronista Ariel Sujarchuk. Incluso, desde el radicalismo chicaneaban a Castagnaro con que «mide menos que una empanada de verdura».

Sin embargo, también decían que Castagnaro tiene la condición -que en el PRO ven como virtud- de ser un outsider de la política. En cambio, Costa carga con la «herencia» de su apellido y no es considerado un «PRO puro» como los que quiere un sector. En ese marco, algunos comenzaron a instalar el nombre del michettista Klix.

 

3 Comentarios

  1. a esto se dedican . Esto es por lo que viven y lo único que les importa . políticos carreristas .
    Fuera PRO , fuera PJ .

  2. blank Susana Olviares de Cantón

    El unico candidato potable para Mar del Plata es Julio Razona

  3. ruben: Señores el señor Montenegro tienen como cualquier ciudadano de buenas intenciones la oportunidad de presentarse a candidato a Intendente si se lo propone, en la cancha se ven los pingos y luego la ciudadanía elegirá con su voto. Hay tanto impresentable suelto con ganas de ser Intendente que da lastima, nuestra reciente prueba nos lo demuestra.-