Jorge Elias Gomez, Opinión

Aguanta Cambiemos o se viene La Matanza con vista al mar

¿Por qué Montenegro, un integrante del PRO, no debería padecer en Mar del Plata, los rigores del kirchnerismo que sufre Rodríguez Larreta en CABA? En 2019, en General Pueyrredón,  se presentó una nueva versión ganadora de la coalición.

Echada a rodar desaparecieron los puntos de apoyo en Balcarce 50 y La Plata. Hacer palanca en CABA tiene gusto a poco y es insuficiente. Es cómo subir al escenario y que te apaguen las luces. Encima el kirchnerismo sacó músculo con Fernanda Raverta.

El mapa del voto, dejó nítidamente marcadas las diferencias. El extendido conurbano marplatense con el Frente de Todos y los circuitos electorales más proclives a pronunciar la reiteración de Juntos Para el Cambio. La correcta lectura de los matices, son la radiografía para un diagnóstico a partir del cual surge el tratamiento.

Los Fernández –  Fernández,  saben muy bien que CABA es  un inexpugnable bastión amarillo y necesitan una capital federal propia que ahora no dominan. El ensayo de capitales alternativas no resulta caprichoso, y mucho menos que Mar del Plata sea elegida como la probeta donde el experimento ya está en marcha.

Todo lo demás es cartón pintado, Mar del Plata es excluyente en la ruta de conquistas K. El viaje a Israel del presidente de la Nación, por su importancia, postergó el proyecto de La Matanza con vista al mar, que propone desde el Frente de Todos, con un decorado de simulación, obvia.

Las políticas de Nación y Provincia, necesitan profundizar su territorialidad para acumular más poder, consiste en debilitar al municipio que ostenta uno de los pocos faros del PRO. Durísimo papel para el intendente Guillermo Montenegro, que pasó de una utópica candidatura a la responsabilidad de tomar la posta, en una ciudad plagada de vicios,  infectada de jurisdicciones extrañas (nacionales y provinciales).

Casi 50 días de gestión para enhebrar sólo aciertos en una vasta red de complejidades, nunca exenta de contaminación política de alguna índole. Es indefectible, en la justicia (Provincia y Nación), fuerzas de seguridad (Provincia y Nación) y organismos públicos, puerto, casinos, transporte (Nación y Provincia). Este tamiz filtra hasta volverse impalpable. Desconocerlo o ignorarlo, requiere de otra fortaleza política, y es la gloria o Devoto.

A Montenegro no le cierra sin MM ni MEV, y “El Guasón” es tan solidario como los anuncios del Tío Alberto con los jubilados: siempre con la plata del otro, no con la mía. El intendente municipal  marplatense y jefe de gobierno de CABA, juntos sólo para las fotos que se vuelven sepias a la luz de una vela. Hay que hablar en plata, lo demás no existe, la firma de convenios, la reciprocidad, los acuerdos, son de una levedad y inconsistencia, incompatibles con la intensidad del cuadro de situación.

Haber tomado debida nota de su real debilidad, y de la importancia del peligro de la misma, es muy probablemente el mayor mérito del hombre que provino de la Cámara de Diputados de la Nación. Por ello, y en modo vedette, el intendente municipal  se ve obligado a tirar más plumas que Sol Pérez y Mónica Farro, juntas.

Se hizo cargo y superó limpiamente las barreras electorales, que obstaculizaban el mayúsculo desafío de la ex gobernadora, hastiada de la falta de generación propia de la cantera del PRO, que en Mar del Plata no es La Masia del Barsa, precisamente, y las frustraciones tienen nombres propios.

¿Y ahora? Montenegro, con el título bajo el brazo, tuvo que comenzar a ejercer. A la mesa de operaciones llega de todo, hasta una serie de calamidades inesperadas en tan corto período de tiempo, que lejos de aportar un blindaje arriman sensaciones de falta de reacción, ante un cúmulo de hechos que como siempre le abren la puerta a las urgencias y se la cierran a la importancia.

El gobierno se construye día a día, allí la gestión debe hacer la diferencia. ¿Cómo es sin plata? Sin Alberto y sin Axel, todo lo demás son cuentos chinos. Desde hace 25 años, cuando Aprile se colgó de Duhalde, a pesar que quizás puede haber sido el único intendente con luz propia, al proponer un plebiscito para un plan de obras con 4 y 5 pesos, que le daba una especie de independencia y autonomía.

Se  zafaba así, por ejemplo,  de los humores de turno como por ejemplo reconocer o no las bonificaciones docentes. Esa incomodidad de vivir de lo ajeno, prestado, debiendo favores políticos que siempre tienen el costo de la usura, aún cuando son del propio palo. Fueron seis años de Aprile.

Luego  vinieron otros 6 años, esta vez de Daniel Katz, quien osó ser transversal K, captado por Néstor cuando implacable tomó el camino del vamos por todo, inaugurando lo que sólo para ellos fue la “década ganada”. En el quincho de Olivos se echaron las bases de radicales que formaron parte de una falange K.

Ya lo de Gustavo Pulti, no supo de miramientos. Se empachó con el kirchnerismo, de Néstor en vida, y sin escalas con la continuidad de CFK, hasta los gestos reverenciales que incluyeron al hoy embajador en Brasil, Daniel Scioli. Es la reaparición de un aliado incondicional del multimedios La Capital, que ya transa negocios en el país de Bolsonaro, que los pregona públicamente, como si se desconociera un despliegue inigualable de descaro, cuyas bases son la complicidad, la inmunidad y la impunidad.

 El intendente Montenegro volvió a la lógica de la alineación automática, todos los intendentes se convierten en oficialistas so pena de que implacablemente la totalidad de la corporación política (que no supo de límites), monopólica y mediática,  sentencie a un intendente. Para colmo, el intendente Montenegro tiene además que hacer equilibrio entre Alberto y Cristina, un trabajo insalubre al que definitivamente no hay que arrendarle la ganancia.

Jorge Elías Gómez

jgomez@mdphoy.com

17 Comentarios

  1. Votaron un gorila, ajo

  2. Todo mi apoyo al Sr.Intendente y recordando que nuestra ciudad, La Plata y Bahia, quedaron en manos de Juntos Por El Cambio, por algo será !!! y que jamás ganarán la Ciudad Autónoma y que son capaces de cualquier cosa, seguro.

  3. Edgardo Dìaz por qué será ? .por qué se apila gente mayor muy manipulada durante décadas .

  4. Que asco esta publicación! Se nota mucho! Los medios deben informar sin mentir

  5. La Matanza es única y es la muestra de lo que siempre hizo mal el peronismo

  6. La Matanza es el experimento mal llevado a cabo..Asi…comparandola..otros municipios jamas cometeran los mismos errores.

  7. Este es forro igual q todos los de cambiemos …mar del plata nunca va a ser la matanza , ahí no hay tantos viejo y viejas resentidas y resentidos viejos de mierda ,gente odiadora q da asco

  8. Mary Castro cállate ignorante y experimento del hijo de puta de Macri q en 4 años hizo mierda la economía Argentina ?

  9. Carlos Alberto Picarelli cerra el orto gorila

  10. El experimento de Macri ?salió como el orto y se llevó todos los dólares

  11. Ale C Ponce La Matanza estaba en manos a la Macario.

  12. Por suerte o por desicion de los que vivimos en ella Mar del Plata jamas sera peroncha.

  13. Ale C Ponce no pierdo mi tiempo con analfabetos !! Bye bye Cabeza de Termo !!

  14. Ya estarán trabajando para convertir más conurbamos en aquellos lugares que no pueden ganar jamás.

  15. el conourbano es lo que es por sus intendentes que se atornillan en los sillones Matanza es un ejenplo Espinoza-Magario entre otros ,aumentan el clientelismo -la pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*