Ciudad

AFIP clausuró el restaurante Tisiano

0008127242El reconocido restaurante Tisiano, conocido en el ambiente como “el restaurante de los famosos”, fue clausurado en la noche de ayer por la AFIP, que además denunció penalmente a su dueño.

AFIP clausuró el lunes por la anoche y de manera preventiva el reconocido restaurante marplatense y denunció penalmente a Maximiliano “Machi” Brunetti, dueño del lugar, quien recibía en persona a actores famosos y a distintas figuras del espectáculo.

Brunetti, según trascendió, pretendía ocultarse de la AFIP como monotributista, pero llevaba una vida de empresario: los cruces sistémicos de las bases de datos de Administración Federal detectaron viajes al exterior, autos de lujo y consumos relevantes en sus tarjetas de crédito.

Además, se suspendió la Clave Única de Identificación Tributaria (CUIT) de Mónica Ulecia, quien figura actualmente como “dueña” del restaurante.

Esta supuesta titular, que reside en España y viaja a la Argentina 2 o 3 veces al año por pocos días, figura actualmente como propietaria del negocio sin tener la capacidad económica y financiera necesaria.

La AFIP detectó una planificación para evadir el pago de impuestos cambiando regularmente los nombres de sus dueños: en los últimos 10 años el restaurante tuvo más de 5 titulares que además eran empleados del mismo comercio.

Asimismo el ente regulador constató empleados no registrados y falta de pagos de aportes y contribuciones de su personal contratado.

Se emitió un Reporte de Operación Sospechosa de Lavado de Activos a la Unidad de Información Financiera (UIF) y notificó a los Bancos con los que opera el restaurante para que suspendan sus cuentas bancarias.

También informó a la Municipalidad de Mar del Plata para que revise la habilitación del restaurante. Asimismo en el marco del Convenio de Doble Imposición, solicitó los datos fiscales de la supuesta empresaria española a la Agencia Tributaria de dicho país.

La denuncia penal recayó en el Juzgado Federal Nº 3 de Mar del Plata, a cargo del Dr. Santiago Inchausti.

 

Los comentarios están cerrados.